9 de mayo de 2016 15:30

Seis curiosidades del sexo oral confirmadas por la ciencia

El sexo oral es una práctica que todavía es considarada un tabú para muchos y sobre la cual hay un gran desconocimiento. Foto: Pixabay.

El sexo oral es una práctica que todavía es considarada un tabú para muchos y sobre la cual hay un gran desconocimiento. Foto: Pixabay.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 8
Triste 3
Indiferente 10
Sorprendido 15
Contento 127
Infobae América (I)

Cada vez está más establecido en la intimidad, pero hay quienes todavía se aferran a ciertos prejuicios respecto del sexo oral. Mientras unos lo tienen totalmente incorporado, otros prefieren evitarlo. Pero, ¿qué secretos se esconden detrás de esta práctica?¿Cuáles son las precauciones que hay que tener respecto a la higiene? ¿Es realmente perjudicial para la salud?

"El sexo oral es una fuente de placer más de todo el acto y es importante que las parejas lo puedan naturalizar y perderle el miedo. Hay mucha ignorancia y prejuicios respecto a este tema y es importante que la gente se informe. Hay que dejar de verlo como algo tabú y enfocarse exclusivamente en poder brindarle placer al otro", explicó a Infobae el sexólogo Diego Pellegrino.

Por la misma línea se mantiene su colega Walter Ghedin: "Animarse a usar la lengua para recorrer el cuerpo despertando nuevas zonas erógenas es una práctica sugerida para incrementar y diversificar el juego previo. Y más aún cuando ese recorrido incluye el área genital".

"El glande y el clítoris son mucosas que despiertan fuertes sensaciones placenteras. Es muy importante que cada pareja ajuste el ritmo y alterne un contacto más frenético con otro más calmo y delicado. Recordemos que el erotismo se nutre de numerosas variantes que pueden, o no, incluir la penetración", subrayó Ghedin.

Ante la enorme cantidad de mitos sobre el fenómeno, la especialista estadounidense Lizette Borreli estableció una serie de puntos en los que se detalla pequeños datos poco conocidos sobre esa práctica. Desde las prevenciones hasta algunas sorprendentes ventajas que tiene, por ejemplo, durante el embarazo.

Disminuye el riesgo de preeclampsia

Un estudio publicado en el Journal of Reproductive Immunology reveló que la exposición de la boca femenina al semen masculino provocaba una disminución directa del riesgo de contraer la preeclampsia, un cuadro de hipertensión arterial muy común que se puede sufrir durante el embarazo. Los investigadores consideraron que ese efecto se produjo debido a que, ante la ingesta de semen, las mujeres desarrollan una mayor tolerancia inmunológica.

Mejora el ánimo

Los compuestos del semen pueden ayudar a mejorar el humor, aumentar el sentido de empatía y proteger a una persona de la depresión. Un estudio de la Universidad Estatal de Nueva York sobre 239 mujeres determinó que el cortisol, la estrona y la oxitocina del semen son los responsables del cambio de ánimo. La propia oxitocina es liberadora de la tirotropina, la melatonina y la serotonina, tres sustancias antidepresivas.

Ellos y ellas por igual

Hay una creencia popular de que los hombres aman recibir sexo oral pero detestan brindarlo. Sin embargo, una investigación publicada en el Journal of Sexual Medicine reveló que el 69% de los varones de entre 30 y 39 años encuestado realizaron, al menos una vez al año, sexo oral a sus parejas femeninas, mientras que un 59% de las mujeres del mismo rango etáreo reconocieron haber practicado al menos una felación en el mismo período.

Cambia el rumbo sexual de la pareja

Cuando la relación sexual parece quedar estancada y se reduce a las prácticas más tradicionales, puede ser necesario tomar un nuevo camino. Según la terapeuta sexual y colega de Borreli, Louanne Cole Weston, el sexo oral complementa los encuentros sexuales y hace que sean más divertidos y versátiles.

"Es un mundo nuevo por descubrir. Darlo es tan importante como recibirlo, sin importar el sexo. Hay que animarse a dar ese paso y dejarse llevar por la situación", dijo la especialista.

Está asociado a un tipo de cáncer

El sexo oral también puede generar trastornos en la salud. Un estudio publicado en la Journal of Clinical Oncology reveló que la incidencias de cánceres asociada al virus del papiloma humano (HPV) creció de un 16% a un 72% entre inicios de los 90 y comienzos del 2000, en especial en pacientes de mediana edad.

Los especialistas relacionaron ese incremento a la práctica del cunnilingus. De no ser tratada a tiempo, se puede llegar a desarrollar cáncer de cuello uterino, ano, boca o garganta.

"Es importante el uso del profiláctico, sobre todo cuando no se conoce a la persona o no existen chequeos previos para saber el estado de salud de cada uno. Se sabe que el HPV puede provocar lesiones precancerosas en la mucosa bucal, así como se pueden transmitir otras infecciones de transmisión sexual (sífilis, hepatitis, etc.)", explicó Ghedin.

"El sexo oral fuerte puede provocar lo que se denomina Síndrome fellatio, que son lesiones traumáticas en el paladar blando por el choque del pene en la mucosa", añadió el experto.

También ocurre en el reino animal

En contra de lo que muchos creían, el sexo oral no es una práctica exclusiva de los seres humanos. Diversos estudios revelaron que los llamados chimpancés pigmeos o bonobos lo realizan, aunque con una finalidad más lúdica que sexual.

En tanto, los murciélagos de la fruta (megachiroptera) también lo hacen. Según los análisis, si la hembra lamió antes los genitales del macho, la copulación es más duradera.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (146)
No (34)