24 de April de 2010 00:00

¡Tome pista y anímese a patinar!

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 5
Sorprendido 4
Contento 23
Redacción Espectáculo

Aunque no hay una edad ideal para convertirse en un buen o una buena patinadora, los instructores consideran que entre más temprano es mejor. Sobre todo si se piensa en esta disciplina como una alternativa profesional.

El patinaje sobre ruedas se puede empezar desde los cuatro años, en hielo, pero sus instructores prefieren niños de 5 años o más, pues creen que hay riesgo de lesiones en los tobillos.

Lo más difícil del patinaje artístico es empezar. La mayoría de alumnos tarda en sentirse seguro al ponerse sus patines, puesto que lograr la estabilidad es un verdadero reto. En el Patinódromo de Quito, las pequeñas empiezan sus clases marchando. Una vez que se logran sostener, comienzan a deslizarse con apoyo.

Luego vienen ejercicios sencillos como las burbujitas (un deslizamiento haciendo círculos hacia atrás). Una vez logrado, hay que empezar con los saltos y piruetas. Los golpes son comunes en el aprendizaje, pero la satisfacción que sienten quienes practican el patinaje artístico es lograr hacer pasos como el arabesque, la bandera, la muerte del cisne, el camel, en versiones, y otros.

La mayoría de aprendices en Quito son mujeres, pero esta disciplina no es exclusiva para ellas.

El patinaje tiene sus limitaciones, pues los implementos no se encuentran aquí y deben ser importados, pero quienes aman este arte buscan la manera de adaptarse para seguir practicándolo.

Dónde aprender el vistoso y plástico arte

En Quito se puede aprender patinaje artístico sobre ruedas en el Patinódromo, ubicado detrás del estadio Olímpico Atahualpa (cale Sebastián Quintero, sector El Batán).

Patricio Cabezas es el instructor de la escuela que está abierta de lunes a viernes. Las alumnas principiantes reciben clases de 16:00 a 18:00. Las intermedias y avanzadas, de 16:00 a 20:00. Los sábados hay clases de 07:00 a 12:00.

El curso tiene un costo mensual de USD 35. Un patinador o patinadora artística logran un nivel para una competencia sudamericana o mundial luego de siete a diez años de preparación continua.

El patinaje artístico sobre hielo se practica en el Palacio del Hielo y en la pista del Castillo de Amaguaña.

El Palacio del Hielo está ubicado en la Amazonas y Japón, dentro del Centro Comercial Iñaquito.

Allí se dictan clases en distintos horarios y niveles. Principiantes I : está abierto los lunes y miércoles de 16:30 a 18:00. Principiantes II, los martes y jueves a la misma hora.

El nivel Intermedio es los lunes y miércoles de 18:00 a 19:30. Avanzados I es los jueves de 18:00 a 19:30 y Avanzados II está abierto los lunes y miércoles de 19:30 a 21:00.

El curso tiene un costo de USD 90 mensuales, y una inscripción de 40.

En la I Etapa del el Castillo de Amaguaña, las clases están a cargo de Karla Morales y cinco asistentes. Son los viernes de 14:00 a 20:00 y los sábados y domingos de 09:00 a 13:00.

El costo es de USD 20 de inscripción y 20 mensuales. Los chicos practican hora y media diaria en hielo y tienen prácticas fuera también.

Los patines , ruedas y otros implementos se importan.

Para rodar

Los patines cuestan entre USD 400 y 2 500. Un juego de 8 ruedas entre 60 y 90. Deben cambiarse cada tres meses. Se usan protectores para no dañar el cuero del patín. Hay que lavar las ruedas con diésel.

Los trajes para competencia se pueden hacer en locales de ropa de ballet o con costureras.

Derrapando en hielo

Cuando se inicia el aprendizaje en la pista se puede usar patines de plástico

Luego se usan los patines de cuero y taco de madera. Cuestan entre USD 150 y 1 000. Deben secarse luego de patinar.

Las cuchillas se afilan hasta formar un ángulo. Se usan protectores de plástico para caminar en otras superficies.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (37)
No (8)