15 de November de 2012 00:04

La sobriedad marca la presentación de la soprano

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Desde hace tres años, inmediatamente después de su actuación en la Casa de la Música en Quito (agosto del 2009), la Fundación Teatro Nacional Sucre viene gestionando la presencia de Renée Fleming en el escenario capitalino. Algo que esta noche se volverá realidad cuando, a partir de las 19:30, la soprano haga su aparición en el teatro, con un repertorio que incluye piezas de Debussy, Canteloube, Korngold, Strauss, Verdi, Leoncavallo y Cilea.

En compañía del pianista Gerald Martin Moore -quien la ha acompañado durante su gira latinoamericana por países como Argentina, Chile y Colombia, Fleming ofrece al público quiteño un show en el que por una hora, aproximadamente, da a conocer el potencial que posee.

Para realizar su espectáculo en la ciudad, las exigencias de la artista han sido pocas en relación a intérpretes de su nivel. Agua mineral en su camerino, ensayos privados previos a su presentación, un lugar de hospedaje que sea cercano al teatro.

Hacia el mediodía del miércoles, el escenario del teatro comenzaba a tomar forma para la función de la soprano.

Ramiro Murillo, jefe técnico de la Fundación, comentó que, para la llegada de Fleming, se ha predispuesto un escenario sencillo y sobrio, según la petición de la intérprete estadounidense. Es así que los paneles blancos de la estructura acústica que posee el teatro son los únicos que servirán de fondo para ambientar el lugar. Para armonizar con ello, el piso también será blanco. Con esto se quiere lograr un solo ambiente que resalte la figura de la artista, que lucirá un único traje durante todo el recital.

En cuanto a la iluminación, colores sobrios, planos, y de tonos pasteles son los que se reflejarán sobre la textura blanquecina.

Un detalle en particular: para la presentación, Fleming cuenta con dos pianos para desarrollar su recital. El más pequeño de ellos, uno vertical, esta dispuesto en su camerino para realizar el calentamiento de voz previo al inicio de su espectáculo. Ya durante el show, el piano Steingraeber & Söhne, recientemente adquirido por la institución, será utilizado por Gerald Martin Moore.

Hasta el cierre de esta edición, la taquilla para la presentación de Fleming contaba con un 30 % de disponibilidad. Las entradas oscilan entre los USD 50 y 100.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)