6 de June de 2012 13:40

Ray Bradbury, el prolífico maestro de la ciencia-ficción

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Se granjeó la fama gracias a sus fantasías de ciencia ficción como "Fahrenheit 451" y "Crónicas marcianas", con las que influyó a generaciones de lectores, pero el escritor estadounidense Ray Bradbury, que falleció el martes a los 91 años en Los Ángeles, firmó más de 500 títulos en su larga carrera. Relatos, poemas, novelas, piezas de teatro y guiones de cine y televisión.

Los críticos hablaban de él como un maestro de la observación detallada y un virtuoso del idioma que siempre creaba nuevas e impensables imágenes. Bradbury publicó su perturbadora novela "Fahrenheit 451" en 1953, que François Truffaut adaptó a la gran pantalla en 1966 con Oskar Werner y Julie Christie como protagonistas. En su obra, el autor dibuja una sociedad represiva donde los libros están prohibidos.

La historia no sólo es una fuerte crítica a los regímenes totalitarios, sino que cuestiona la indiferencia y la postura acrítica de la sociedad de consumo que hace posible una situación de ese tipo.

Bradbury relató en algún momento que la inspiración para su libro llegó al ver a una pareja paseando: a pesar de que pasaba una hermosa noche junto a su marido y su perro, la mujer seguía con sus auriculares una novela en una pequeña radio. El título hace referencia a la temperatura con la que el papel se inflama y arde por sí mismo. Y muchos vieron en él un ataque a la persecución de comunistas bajo Joseph McCarthy.

La novela fue traducida en numerosos idiomas y popularizó el nombre de su autor. Por eso, no le hizo ninguna gracia que Michael Moore utilizara el mismo título para su premiado documental sobre los atentados del 11 de septiembre de 2001 "Fahrenheit 9/11". "Michael Moore es un maldito saco de basura.

Eso es lo que pienso de él. Me ha robado el título y ha cambiado las cifras sin haberme pedido permiso jamás", dijo abiertamente. En 1997, en su visita a la Feria del Libro de Buenos Aires, un Bradbury de pelo blanco y anteojos relató cómo fueron sus primeras aproximaciones al género: "Cuando tenía ocho o nueve años comenzaron a aparecer las revistas de ciencia ficción en Estados Unidos. Yo quería vivir en las revistas, en sus edificios, quería ser parte de ese futuro".

"En 1929 llegó la Gran Depresión, y comencé a coleccionar las revistas de Buck Rogers... Los chicos se reían de mí, porque yo creía en el futuro", señaló. En ese entonces también se refirió a los inicios de su carrera.

Contó que cuando intentó que le publicaran su primer libro, recibió como respuesta: "No queremos historias cortas, porque nadie las lee, queremos una novela". De allí surgió la idea de unir varios de sus relatos en "Crónicas marcianas".

Aunque nunca recibió el codiciado premio Pulitzer, en 2007 el jurado le otorgó una mención especial por su "productiva e influyente carrera". Tampoco se llevó un Oscar, pero fue nominado por el guión del clásico de Melville "Moby Dick" de John Huston en 1956.

De todas formas recibió varios galardones, entre ellos el Emmy por el guión de "The Halloween Tree", para la cinta animada basada en el libro del mismo nombre. Bradbury solía reunir dinero para las bibliotecas, a las que amaba: "Las bibliotecas me educaron.

No creo en las escuelas y universidades".

Aún a los 91 años escribía a diario, incluso durante su enfermedad. Su mujer había muerto en 2003 después de 57 años de matrimonio.

En su visita por Buenos Aires narró una anécdota: "Hace unos 20 años fui invitado a ver las primeras imágenes televisadas de Marte. Un reportero de la NBC me interrogó: 'Usted estuvo escribiendo desde siempre sobre la vida en Marte. ¿Cómo se siente ahora que han llegado allí y no hay seres vivientes?' Yo le dije: 'Tonto, tonto, hay vida en Marte, nosotros somos los marcianos'". Y siguió: "Si me preguntan cuál es el día más feliz de mi vida, respondo que todos los días, porque estoy haciendo lo que quiero hacer".

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)