2 de June de 2011 17:15

Polémica sobre Franco obliga a la Academia de Historia a rectificar

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

A raíz de una dura polémica surgida por algunos contenidos de su diccionario biográfico, especialmente aquellos relacionados con el dictador Francisco Franco, la Real Academia de la Historia de España anunció hoy que revisará las entradas de la magna obra, que de momento consta de 25 tomos.

La institución, fundada en 1738, reconoció en un comunicado que algunos de los artículos de su "Diccionario Biográfico Español" necesitan "una revisión historiográfica y editorial" y que las modificaciones pueden de ser incorporadas "de manera rápida" a la edición digital y, luego, a "ulteriores ediciones en papel". Eso quiere decir que las ediciones ya impresas mantendrán los artículos polémicos. El más discutido estos días por la opinión pública es el que se refiere a la dictadura implantada por Franco entre 1939 y 1975, después de la Guerra Civil.

Según la versión actual del diccionario, financiado con fondos públicos, Franco "montó un régimen autoritario pero no totalitario, ya que las fuerzas políticas que le apoyaban, Falange (el partido único), Tradicionalismo y Derecha, quedaron unificadas en un Movimiento y sometidas al Estado". Además, a Franco no se le califica como dictador, sino que se le cita como "Generalísimo".

Ante las quejas surgidas desde el lanzamiento de la obra, la ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, había pedido la revisión de aquellas entradas que, como la de Franco, "no se ajustan a la realidad". En su comunicado, la Academia admite que las críticas son "legítimas", sobre todo en "aspectos de algunas entradas concretas de figuras que, por su proximidad histórica y papel desempeñado, generan inevitablemente un debate intenso entre los expertos y en la sociedad general".

La institución añade que el "Diccionario Biográfico Español está "abierto a la crítica, a su consideración rigurosa y a las rectificaciones y cambios que procedan". No obstante, la Academia también se defiende y argumenta que "cada biografía va firmada" y que "cada autor es responsable de sus textos". La entrada sobre Franco la firma el historiador Luis Suárez, que está vinculado a la fundación de la familia del dictador, según reconoció el director de la Academia, Gonzalo Anes, quien le considera "independiente y un magnífico investigador". "Las biografías se deben a sus autores. La Academia no ha querido modificarlas, aunque, a veces, hubiese discrepancias en cuanto al contenido de ellas", señala la nota.

En este sentido, explica que los biógrafos proceden "de muy diversas corrientes y perspectivas historiográficas" y que durante la elaboración del diccionario, "se optó por los principios de libertad intelectual y de responsabilidad de los autores, así como por un pluralismo que recogiera distintas sensibilidades". Pese a todo, la Real Academia de la Historia sigue defendiendo "la obra en su conjunto" por ser "una valiosísima contribución historiográfica y un instrumento útil de consulta para el público interesado". El "Diccionario Biográfico Español" reúne más de 40 000 biografías de personajes de todos los ámbitos y épocas, escritas por más de 5 000 especialistas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)