28 de April de 2010 00:00

Poetas y aficionados recitaron en la Octava Fiesta de la Poesía

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Redacción Cultura

Patricio Bustos hizo una pausa en su actividad ciclística para participar en la Octava Fiesta de la Poesía, que comenzó el 20 de abril y finalizó el domingo 25.

Este joven de 24 años, estudiante de literatura, decidió inscribirse para declamar sus poemas unos minutos después de llegar a la Plaza Grande, el escenario de este encuentro.

Junto a él, un joven con acento francés comentaba: “este día la poesía se convierte en fiesta y todos, incluso usted y usted, pueden mostrar el poeta que llevan dentro”. Bustos se animó y lo siguió Tania Gómez, o ‘Samanta’, una cantante guayaquileña que nunca tuvo la intención de participar, porque fue al Centro Histórico por otro motivo.

“Canté para los pensionistas de la Batalla de Tarqui, en la calle Benalcázar, y cuando regresaba vi tanta gente en la Plaza Grande que quise quedarme para ver qué pasaba”.

Cuando escuchó los poemas decidió quedarse e inscribirse para declamar ‘Mujer’, un poema de su creación.

Cerca de las 12:10, del domingo, una de las organizadoras pronunció su nombre y sin titubear tomó el micrófono.

“Entre fragancias de rosas y perfumes de laurel/ es la edad esplendorosa/ eres ya una mujer. Mujer que despierta sueños, mujer que das todo por nada...”.

La seguridad con la que recitó el poema sorprendió a Carmen Zambrano, una mujer que presenciaba el acto desde las escalinatas de la Catedral. “Esa mujer tiene mucha seguridad, parece que la poesía es lo suyo”. Unos minutos después de su presentación tomó el micrófono el joven búlgaro Veselin Ivanov.

Chrystele Theze, directora cultural de la Alianza Francesa, una de las instituciones organizadoras, dijo que el objetivo de esta fiesta es atraer el interés del público por la poesía.

“Cada vez hay más participantes en este encuentro que este año se realizó en diferentes escenarios”. La fiesta que duró cinco días se efectuó en las estaciones del Trolebús de la Villa Flora y El Recreo, en el Bar La Estación, en el sector de La Mariscal, en El Pobre Diablo y el domingo último en la Plaza Grande.

Este programa también se lleva a cabo en Francia. Esta manifestación cultural, que surgió en 1999, fue propuesta por el entonces ministro de Cultura francés, Jack Lang, también artífice del Día de la Música. El propósito es promover la poesía, su conocimiento y la creación.

Para Tolten, el nombre artístico de un poeta francés, que también concurrió a la Plaza Grande, la poesía es un acto creativo; es una pasión.

Este joven, que viaja por Sudamérica, hizo una parada en Quito y aprovechó su visita para participar en esta fiesta.

Su poema ‘El hombre que se llama Tom’ gustó mucho. “La Policía a mí me decía que no podía escuchar poesía/ la Policía a mí me decía que no podía escribir poesía...”. Melanie Bizet, colaboradora del Departamento de Cultura de la Alianza Francesa, explicó que este encuentro se enriquece con la lectura de poemas en varios idiomas.

Katia Salvado, funcionaria del Instituto Brasileiro-Equatoriano de Cultura, destacó el entusiasmo de la gente por leer sus poemas. “Lo interesante es que hay gente de diversos países. Recitan en alemán, francés, búlgaro, catalán, español”.

Uno de los extranjeros invitados a esta cita con la poesía fue Veselin Ivanov, un búlgaro que vive casi ocho años en Quito.

En búlgaro recitó el poema ‘La Esperanza’ del italiano Gianni Rodari. “Para mí es uno de los mejores poemas de este italiano”. La poeta Sara Serrano Albuja recitó un poema dedicado a Quito, a su identidad.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)