Pedro Hernández toma al equilibrista como símbolo de vida

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Cultura 

Acróbatas, edificios de diferentes formas y ciudades enteras son algunos de los elementos que el artista cubano Pedro Hernández retrata en 'Ciudad de equilibristas'. Una muestra con la que el artista pretende presentar al público su trabajo que, durante casi 10 años, ha ido elaborando a partir de experiencias adquiridas en su Cuba natal y en Ecuador, país en el que reside por 18 años.

Sus cuadros están elaborados a partir de dos técnicas diferentes: la lienzografía (en la que una computadora da color a dibujos prediseñados manualmente) y el acrílico sobre lienzo, que es la que más utiliza en esta muestra y con la que más se identifica.

"Mi pintura poetiza el caos de la contemporaneidad", dice Hernández, mientras cuenta que la muestra toma al equilibrista como protagonista. Para él, este personaje es alguien que siempre está caminado con el riesgo de caerse, "como lo es la vida misma" sentencia el artista cubano.

Equilibrio que también lo encontró al relacionar obras realizadas hace 10 años con otras recientemente elaboradas. Un hecho que fue posible cuando presentó, hace dos años, su cuento 'Ciudad de equilibristas'.

Alas rotas, jaulas y peces voladores son algunos de los elementos constantes en los cuadros de Hernández, tanto de los elaborados hace más de un decenio como en los actuales. La libertad, la migración, la codicia son los temas que entrelaza mediante estos símbolos que, según el pintor, los utiliza constantemente con el fin de que el público pueda relacionar las obras antiguas con las actuales.

Por ejemplo, en el cuadro Enjaulada está plasmada una mujer con las alas rotas. Una jaula funge de vuelo para cubrir su rostro. Según el artista, en esta obra retrata la represión a la que es sujeta la mujer cuando es víctima de maltrato.

La Habana, ciudad en la que vivió hasta antes de su viaje a Ecuador, es otro motivo fundamental en su pintura. La capital cubana, como dice el pintor, "es como una señora antigua que se maquilla, pero no puede ocultar sus arrugas". Por eso, tazas para tomar café, viejas máquinas de coser y de escribir, etc., son utilizadas por Hernández para dejar ver que, a pesar de que pasen los años, esta ciudad nunca perdió su espíritu urbano.

La música está presente en la obra del artista cubano. Grafitis de The Beatles, The Rolling Stones o Pink Floyd forman parte de las paredes de los edificios que Hernández plasma en sus cuadros, o bien están en las camisetas que utilizan sus equilibristas.

Hasta finales de este mes permanecerá abierta la muestra 'Ciudad de Equilibristas' en la sala Víctor Mideros, de la Casa de la Cultura Ecuatoriana. Después, Hernández tiene planeado exhibirlos en otros salones de arte en Quito. La entrada es libre.

Sobre el artista

Pedro Hernández. El artista estudió en algunas escuelas de arte en Cuba. Actualmente es profesor en el Instituto de Artes Visuales de Quito.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)