9 de April de 2012 00:01

El Palacio de las Naciones Unidas será restaurado

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

El Palacio de las Naciones, sede europea de la ONU en Ginebra, será sometido a un ‘lifting’ que durará ocho años, para remozar este edificio histórico amenazado por la vetustez.

Construido en 1929, el Palacio que albergó en 1936 a la Sociedad de Naciones y es una de las sedes de la ONU -desde el fin de la Segunda Guerra Mundial- se encuentra “en un estado crítico” , advierte un informe técnico.

Tuberías taponadas y oxidadas, goteras, inundaciones, ausencia de aislamiento térmico, aparatos obsoletos en las salas de conferencias fueron el resultado de ese estudio ordenado por la ONU y que lanzó la señal de alarma.

“Las partes peor conservadas del Palacio representan riesgo para la seguridad y la salud de los diplomáticos y del personal de la sede”, así como para “los representantes de la sociedad civil y de las más de 100 000 personas que lo visitan cada año”, dijo el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon.

La Asamblea General de Naciones Unidas aprobó, en diciembre del 2011, un presupuesto para su restauración estimado en USD 618 millones. Las obras tendrán una fase de planificación hasta el 2014 y su realización deberá comenzar en el 2015, para durar ocho años.

“El gran desafío es conservar el patrimonio actual instalando nuevas tecnologías”, informó Francesco Savarese, jefe de los servicios técnicos.

Rodeado del verde parque Ariana, con vistas al lago Lemán y a las cimas nevadas del Mont Blanc, el Palacio, de estilo neoclásico, esconde al final de sus pasillos de mármol maderas preciosas, soberbias tapicerías, muebles y lámparas Art Deco.

La Sala de los Pasos Perdidos, immortalizada en la novela ‘Bella del Señor’ de Albert Cohen -funcionario en Ginebra en los años 30- no ha perdido un ápice de sus encantos. Un regio decorado que alberga 34 salas de conferencia, 2 800 despachos, 4 000 funcionarios, pero que contrasta con su falta de funcionalidad. Una gran parte de la estructura del edificio, de la fachada y de las ventanas datan de los años treinta.

“La rehabilitación es urgente”, añadió Savarese. “Si se retrasa, los costos de la restauración serán prohibitivos y construir un nuevo edificio saldría más barato”. Además el plan de obras escalonado es la solución más barata.

Tags
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)