La obra de Simon y Sanjinés será homenajeada desde esta noche

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Cultura

Cuando hablamos de la memoria histórica de un país, no solamente estamos hablando de todos aquellos personajes que pensamos construyeron o de-construyeron la nación. También hablamos de la memoria audiovisual que se ha ido creando con el pasar de los años. Y en este sentido, el cine ha servido como eje fundamental para tener muy presente lo que hemos sido.

Bajo esta premisa, el Consejo Nacional de Cinematografía del Ecuador (CNCine) reconocerá a personajes relacionados con la cinematografía. Entre los homenajeados estarán los documentalistas Rainer Simon (Alemania) y Jorge Sanjinés (Bolivia), quienes, a pesar de ser extranjeros, han contribuido al desarrollo del cine como expresión artística y cultural en el país. Simon, ha dirigido varios documentales, entre ellos: 'La ascensión al Chimborazo' (1988), 'Hablar con pájaros y peces' (1999) y 'La llamada del Fayu Ujmu' (2002); Sanjinés, un personaje emblemático para el cine boliviano, rodó en 1977 'Fuera de aquí' (Llucshi Caimanta).

La obra de Simon y Sanjinés ya ha recibido reconocimiento internacional, al que se suma el homenaje que comienza esta noche en FlacsoCine, en Quito. En su documental sobre la ascensión al Chimborazo, Simón relata la hazaña del explorador alemán Alexander Von Humboldt en su paso por el Ecuador. Este primer filme del director en el Ecuador contó con la participación de actores alemanes y nacionales, algunos de ellos fueron indígenas que viven en las faldas del Chimborazo.

Para el director alemán esta primera película significó un gran esfuerzo, sobre todo a la hora de conseguir financiamiento. Cuando el propuso el tema, Alemania todavía estaba dividida por el muro de Berlín y Simon vivía en Alemania Oriental. Sin embargo, su idea trascendió y consiguió ser el primer y único filme cofinanciado por las dos Alemanias: oriental y occidental.

A partir de esta película, Simon se sintió atraído por el país, sobre todo por la cultura indígena y la mágica mitología que esta representa. Es así que luego de filmar 'Hablar con pájaros y peces', que retrata la vida del último chamán zápara y 'La llamada de Fayu Ujmu', que fue inspirada en uno de los mitos chachi, grabó un cuarto documental: 'Los colores de Tigüa'.

El otro documentalista homenajeado, Sanjinés, logró con 'Llucshi Caimanta' narrar la historia del movimiento campesino y los problemas que tenía por tierras en la región interandina del país. Con este filme impulsó a documentalistas nacionales a preocuparse y registrar este tipo de temas. El bolivianos es considerado uno de los cineastas latinoamericanos que han conseguido retratar la discriminación y marginalidad de los pueblos indígenas.

Y es que este es el fin y la principal contribución del cine documental en la construcción cultural: retratar los rituales, tradiciones, costumbres y problemas de los individuos que hacen una sociedad. Para Simon, que está en Quito desde el martes, el cine documental "sirve para entender las condiciones de vida en los países y para explicar a la gente cosas que no están en la prensa o no son publicadas".

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)