6 de February de 2012 00:04

Una noche de jazz con sonido femenino

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

La melodiosa voz de Bayas acompañada de piano, batería y contrabajo marcó el inicio del Festival Ecuador Jazz 2012 y de uno de los festejos por los 125 años del Teatro Sucre.

Sus tablas vibraron, la noche del sábado, al ritmo de las 11 canciones interpretadas por Bayas, que, luego de ocho años viviendo en Buenos Aires, retornaba a un escenario en su país natal.

En la presentación de la artista no podía faltar un homenaje a la capital a través de Soñando con Quito, una adaptación del pasillo de Margarita Lasso y Álex Alvear, su única canción en español.

Mientras su interpretación de Daydream en el piano, o de su disco ‘A time for love’, junto con sus músicos Ignacio Amil, Leonel Torres y Sebastián Casaccio, mantenían cautivo al público que disfrutó de un ambiente distendido.

Luego de un breve receso, el escenario se transformó. Una mesa con botellas de agua, dos atriles y una silla que portaba una chaqueta dejaban atrás al piano de cola, batería y otros instrumentos.

Como un preludio a la siguiente presentación, Ulf Wakenius demostró su destreza con la guitarra a ritmo carioca. Su compañera de dupla, la cantante coreana Youn Sun Nah, se sumó a la presentación con Calypso Blues.

Cada introducción y agradecimiento con voz suave y un dejo dulce contrastaron con la fuerza interpretativa en las canciones.

Su voz dúctil y una destreza excepcional para los matices, que en ocasiones llegaron a lo lírico, se complementaron con registros muy diferentes. En cada interpretación transitó con igual facilidad entre tonos agudos y graves.

El complemento para cada una estaba en los dedos de Wakenius. Los acordes daban apoyo a la voz de Sun Nah, así como un respiro a la cantante antes de continuar interpretando Frevo, Breakfast In Baghdad o su propia creación Uncertain Weather.

Sus manos dirigían con gracia cada pieza. El ritmo fue marcado con movimientos sutiles, que poco a poco se iban convirtiendo en una coreografía.

Por más de una hora, el recorrido musical transitó por Francia, con la canción de Leo Ferre, A vec le Temp; la mexicana Bésame mucho, una melodía tradicional de su natal Corea hasta llegar a Enter sandman, un cover de Metallica, sugerido por su compañero, que en un inicio consideró“una locura”.

La noche culminó con la composición de Randy Newman, Same Girl, acompañada de una caja musical que le daba un toque de canción de cuna y despedida. A la par que las luces se apagaban, Wakenius recogía su chaqueta, dejando un escenario vacío, hasta la noche del domingo.

Pero la cita continuó por una hora más en el hall de entrada del Teatro. Allí los artistas autografiaron discos, posaron para fotos y conversaron con su público.

La programación

El domingo   se presentó Trombone  Shorty and Orleans Avenue junto a Mini Big Band, de  la Universidad San Francisco.

Para el jueves   se tiene prevista la presencia de Boris Cepeda acompañado de la Banda Sinfónica Metropolitana. B-3 Organ Trio e Ignacio Berroa, a las 19:30.

Ritmo Armónico,    Steve, Koven  y  Cama de Gato serán los invitados para el viernes. El  sábado cerrará con Lisa Kohn, Rodolfo Zúñiga  y  Jonathan  Kreisberg. Valor de las entradas: USD 10, 15 y 20.

[[OBJECT]]

Tags
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)