13 de November de 2012 00:03

Para los niños, lecciones de historia y juegos

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

El titiritero, ya despojado de su marioneta, empieza a tomar la lección sobre la obra que terminaba de representar, ‘Eloy Alfaro y la muerte’. Entonces: “¿Cuál fue la mayor obra de Alfaro?” Y un coro de voces infantiles: “El treeen”. En seguida: “¿Como se llamaba la esposa de Alfaro?” Y el mismo coro: “Aniiita”.

La revisión de datos biográficos del Viejo Luchador es también parte de la apuesta por la reconstrucción de la memoria social; el eje principal de la Feria Internacional del Libro de Quito 2012.

La figura del ex Presidente ecuatoriano adorna las portadas de libros editados por el Ministerio Coordinador de Patrimonio; las paredes del primer estand de la Feria, el de la comisión interinstitucional que conmemora la Hoguera Bárbara; y algunos espacios del Pabellón Infantil.

En ese mismo lugar se han previsto sitios para que los niños se vinculen con las actividades de la organización Girándula, la realizadora de la Maratón del Cuento. Los autores de literatura infantil se dan cita ahí, para leer, entretener y motivar a grupos de niños hacia la lectura, hacia una relación con el libro. También la Fundación Quito Eterno desarrolla una programación en donde, a través de personajes tradicionales de la ciudad, hablan de costumbres .

Charlas en torno a la literatura infantil y su función como desarrolladora de identidad, completan las actividades en este pabellón. La participación de los niños se extiende hacia los campos de las artes gráficas, además de la exposición de ilustraciones, los pequeños pueden dibujar y pintar por su cuenta. En el otro pabellón, donde se ubican los estands de las editoriales e instituciones y los auditorios para las charlas académicas, la oferta de bibliografía para niños es limitada, son pocos los lugares que ofrecen libros didácticos y otros de orden lúdico.

Y de vuelta al titiritero, este suelta: “Aunque Alfaro se encontró con la muerte, sus ideas siguen vivas. ¿Cierto chicos?” Y el coro: “Síii”. Sonríe el titiritero mientras reparte premios para niños y adultos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)