El Museo Abya Yala exhibe nuevas piezas

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 4
Redacción Cultura 

La semana pasada se reinauguró, con el nombre de Museo Abya Yala, lo que hasta hace poco se conocía como Museo Amazónico, ubicado en Quito.

El nuevo nombre del museo proviene de la cultura panameña Kuna, y significa 'tierra en plena madurez'. El cambio de nombre está relacionado con la incorporación de piezas arqueológicas provenientes de culturas ancestrales de la Sierra y Costa del país.

Este sitio que cuenta con instalaciones propias fue inaugurado el 12 de octubre de 1992 por el padre Juan Bottasso. Además, del cambio de nombre se remodelaron las instalaciones y aumentaron salas de galería. Ahora tiene dos áreas: arqueológica y etnográfica.

Los visitantes pueden recorrer tres salas de la zona arqueológica: la primera de instrumentos de Upano y Huapula; la segunda de piezas de culturas de la Costa, como Valdivia, Chorrera, Jama - Coaque, Milagro - Quevedo, etc. En la tercera sala hay utensilios de culturas de la Sierra como la Tuncahuán, Cuasmal, Urcuquí, Piartal, entre otros.

El área etnográfica también tiene tres galerías, pero exhibe solamente a culturas amazónicas. Es así que la primera estancia exhibe instrumentos, vestimenta y cerámicas de culturas de la Amazonía norte del país: Cofán, Zápara y Siona-Secoya. En la segunda sala se exponen piezas de culturas de la Amazonía media como la Huaorani y la Kichwa de Pastaza. La tercera galería está dedicada completamente al mundo Shuar; existe una colección variada de instrumentos y piezas de arte que representan a su cultura. Uno de los elementos que destaca son las tzantzas. Abya Yala es el único museo en Quito, y de los pocos del país, que tiene autorización para exhibir cabezas reducidas reales.

Nataly Orbe, directora de este lugar, menciona que el cambio en las instalaciones fue museológico y museográfico: "la parte museológica se refiere al contenido del museo, es decir a todo lo que se exhibe; lo museográfico quiere decir dónde se va a ubicar todo ese contenido". Además, el recorrido por todas las salas está acompañado por música y sonidos tradicionales de las culturas amazónicas.

Otra de las incorporaciones es un pequeño pasillo donde se muestran fotografías de dos escenarios contrarios. En una de las paredes se colocaron fotos de la vegetación y fauna de la Región Amazónica, mientras que en otra se aprecian imágenes de la destrucción causada por los derrames petroleros en las selvas de esta región.

Según Orbe, este escenario fue construido con la idea de concientizar a quienes visitan el museo sobre el daño que se hace a las culturas amazónicas con la explotación petrolera.

Como explica Orbe, esta muestra fotográfica corrobora la idea de fundación del Museo: preservar el patrimonio cultural ecuatoriano, concienciando a visitantes nacionales y extranjeros sobre la diversidad y riqueza amazónica; y sobre los riesgos y desafíos que atraviesa en la actualidad.

También existen animales embalsamados, ubicados en los pasillos, para que se los vea durante todo el recorrido.

Todas las piezas se han conseguido gracias a donaciones que provienen de la misma gente de las culturas ancestrales, de arqueólogos y antropólogos nacionales y extranjeros.

Hay aportes de padres salesianos que durante años han trabajado en esa región ecuatoriana, como Lino Rampón, Jacinto Vaca y Juan Bottasso .

Desde el 2002, este museo es financiado por y pertenece a la Universidad Politécnica Salesiana, institución que es la responsable del cambio que se le ha dado a las instalaciones y también de las curadurías de las piezas arqueológicas.

Cada pieza necesita ser curada por los arqueólogos y antropólogos expertos al menos cada seis meses.

Piezas como las tzantzas que tienen más de 150 años de existencia son tratadas con un procedimiento especial.

No olvide

El museo abre de lunes a viernes, de 08:30 a 13:00 y de 14:00 a 17:30.

Está en el Centro Cultural Abya Yala, junto a la Politécnica Salesiana, en el campus de la av. 12 de Octubre.

Las nuevas instalaciones es para interesados en las culturas ancestrales. La entrada cuesta USD 2, 1 y 0,50.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)