21 de October de 2012 00:02

Mimo y pantomima, hasta hoy en Quito

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

En medio de una de las presentaciones se oye caer con fuerza una roca sobre las tablas de la Sala Demetrio Aguilera Malta, en la Casa de la Cultura Ecuatoriana. Se trata de uno de los segmentos de ‘Llora, ríe, pero no hables’, la obra que presentó Mimo Noppo (Raúl Guadiana) el martes pasado, como parte del 2do Encuentro Internacional de Mimo y Pantomima FEIM 2012, que acaba hoy.

Allí terminó el segmento. Se llamaba ‘La piedra’, uno de los títulos que daban sentido a las actuaciones del mexicano Guadiana, quien se llevó los aplausos del público en una pequeña cajita.

La pantomima es un recurso del teatro que utiliza la mímica (uso de gestos, imitaciones o movimientos del cuerpo) como forma de expresión artística. En el siglo XX, quien desarrolla el Mimo considerándolo como un fin, y no sólo como una herramienta o complemento de otras artes es Étienne Decroux, actor francés que trabajó junto a Antonin Artaud, Charles Dullin y Louis Jouvet y al que se le atribuye la creación del Mimo corporal dramático, que busca el ‘drama dentro del cuerpo’, y no solamente el arte del silencio.

La Red Latinoamericana de Mimo nació hace un año con la intención de ‘realzar y fomentar el arte del mimo en Latinoamérica’. El movimiento FEIM Chile, dirigido por Juan Bravo, en conjunto con el ‘Colectivo Teatral Arista’ de Ecuador, dirigido por Luis Cáceres y ‘Cia. Blanco y Negro’, de Perú, presidido por Enzo Garate Palomino tuvieron la iniciativa. Para este año, se espera ‘seguir incrementando el trabajo de la Red y, sobre todo, difundir el arte del mimo en Ecuador, que por un tiempo ha estado bastante apagado’, como señala Luis Cáceres, actor y organizador de l evento.

Cinco meses antes de las presentaciones se realiza una evaluación, con la ayuda de un jurado, ya que a criterio de Cáceres “hay muchas formas de abordar el mimo’”, y se quiere mostrar un trabajo de calidad garantizada.

Este año, los participantes vinieron de México, Perú, Colombia, Chile, Argentina y también España. Los estudiantes de la Escuela argentina de Escobar y Lerchundi y la española Patricia Pardo, con su espectáculo ‘Comissura’, fueron los invitados especiales, entre otras personas y grupos con igual calidad de trabajo. La agrupación quiteña ‘Trompos y Garabatos’ fue la anfitriona.

Además de las presentaciones, se realizaron otras actividades en diferentes sitios de la ciudad. Luis Cáceres explica que los foros y las conferencias son ‘para asentar desde lo teórico todo lo que se está haciendo en mimo’. Participaron también los estudiantes de séptimo nivel de la Facultad de Artes de la Universidad Central del Ecuador, quienes fueron invitados a mostrar su trabajo en La Habana, en febrero de 2013.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)