Medio siglo de soledad entre Quito y Lisboa

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Víctor Vizuete E.  vvizuete@elcomercio.com

Cada persona tiene unos rasgos característicos que le individualizan y le confieren una esencia definida. Muchos llegan atados al ADN; pero otros se forman paulatinamente: con las vivencias del entorno familiar; con las relaciones culturales, sociales y económicas; con la idiosincrasia de los lugares de residencia permanente.

Los psicólogos son expertos en hurgar en esas profundidades para develar las taras, dolencias y enfermedades psicosomáticas que atormentan a los seres humanos y así tratar de ayudar a quienes los sufren; los buenos novelistas, también.

Eso, precisamente, es lo que logra el cuencano Juan Pablo Castro Rodas con el perfil de Faustino Alcázar, el antihéroe-víctima de su reciente novela 'Los años perdidos', impresa por la Editorial Alfaguara en noviembre pasado y que se presenta 23 de enero en Libri Mundi de la Juan León Mera.

Son 345 páginas que bucean hondo en la atormentada y estéril existencia de Faustino, un quiteño típico cuyas desconexiones de personalidad le llegaron desde varios frentes: desde una niñez llena de privaciones y maltratos debido a un padre mujeriego y borracho y a una madre sufridora e indecisa; desde una juventud sin más horizontes que la mediocridad que le ofrecía su estrecho medio; desde una vida profesional (maestro universitario aburrido y novelista desvalorado) que le asfixia de forma creciente y no le muestra ni una sola puerta de escape... Y en una urbe atosigada por el calor y un tránsito de locos.

Como cuenta una de las páginas de su relato: "Ese instante, atrapado en el tráfico y el calor, con el humo de su cigarrillo escapando por la ventana, él, triste empleado de una universidad privada y escritor fracasado, tuvo la idea de escapar"...

Pero ya no había tiempo. "No, Faustino, ya no puedes dar marcha atrás, ya quemaste todas tus naves y, ni modo, compadre, ahora te toca rajarte la vida, total, para eso estamos, o dime tú si no son así las cosas, te reto, pero sin que dudes, a ver dale, dale...".

Una vida rajada la de Faustino. Un periplo amorfo que se sostiene en una difusa temporalidad pasado-presente, cuyo eje vivencial es un episodio de 25 años atrás: un amor platónico por una mujer portuguesa (Sofía) que se quedó suspendido en su cerebro y que configuró la futura bitácora de su existencia cuando apenas era un joven universitario y hacía uso de una beca en una universidad lisboeta.

Un amor no correspondido, por otra parte. Y hasta compartido -según su celotipia marcadamente andina- con Margarito, el hombronazo mexicano que fue su único amigo en Lisboa y que, como todo charro que se precie, es machista, gigoló y gran bebedor.

Un Margarito que, a pesar de todo, influye mucho en el futuro profesor, quien incluye en su habla cotidiana muchos términos y dichos del más puro corte del estereotipo charro.

'Los años perdidos' también es un homenaje a la soledad. Porque Faustino es un hombre de pocos amigos, apenas dos en su mínimo universo quiteño: Frank, un editor de una revista de vinos, y Ortiz, un bibliotecario venido a menos.

Esta relación con sus dos compinches pone algo de color a un mundo que transcurre entre las grises paredes de su pequeño departamento en Santa Clara y una vestusta Dodge modelo 1953.

Todos ellos ponen algo de dulce sobre tanta sal, pues reflejan tan bien a un tipo de quiteño (beben hasta hacerse poncho, puñetizas por un quítame esas pajas, amanecidas en los calabozos...) que extraen sonrisas cómplices.

¿La escritura?

Precisa, atinada, medida. Pulcra en la gramática. Llena de metáforas y símiles que, sin embargo, no abultan el contenido, sino que están donde deben. Las descripciones de las 'fugas' del trío están bien dibujadas; y las de los barrios de Lisboa, también.

El autor Juan Pablo Castro Rodas nació en Cuenca en 1971, pero reside en Quito desde los 16 años. Es multifacético: además de escritor es comunicador y guionista cinematográfico. Aunque se imprimió en noviembre, 'Los años perdidos' se presentará como novedad del 2014.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)