Marcel Prosut popularizó un clásico postre francés

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Redacción ElComercio.com

La incursión del escritor francés Marcel Proust en el mundo de la gastronomía lanzó a la popularidad un postre clásico de la pastelería típica de su país.

Se trata de las magdalenas, nombre que en este caso no hace referencia a los tradicionales pastelillos estadounidenses (cupcakes). Las magdalenas francesas de Proust tienen una textura y sabor similar a los bizcochos.

Estas preparaciones saltan al ‘estrellato’ en ‘Por el camino de Swan’, segundo tomo de la obra maestra de Proust, ‘En busca del tiempo perdido’. En dicho libro el narrador remoja una magdalena en una taza de té y el sabor que se expande por sus papilas gustativas hacen que rememore ‘vivamente’ los recuerdos de su infancia.

Ese “placer delicioso” que invade al personaje de la obra está basado en experiencias propias del escritor. El aroma, el gusto y la ‘migosa’ consistencia de los ‘petite madeleine’ (en francés) originarias de la localidad de Commercy, trasladaban a Proust a la infancia en la casa de su tía Leoncia.

Además del detallado y evocativo pasaje de las magdalenas, las siete partes que conforman ‘En busca del tiempo perdido’ están plagadas de variados ‘bocaditos literarios’. En una escena describe una perfectamente preparada torta de chocolate, en otra la elaboración de un jamón York y en otra más la apariencia de un salmón que es parte del menú de una cena.

La pasión de Marcel Proust por la cocina trascendía los límites de las páginas. Aunque no tenía práctica en la cocina, dirigía personalmente a su criada Celeste.

Uno de sus platos favoritos según registra la revista IN en una publicación era el lenguado a la mantequilla, o lenguado ‘menier’. Antes de preparar esta receta Celeste debía comprar el pescado fresco y fileteado en el mercado de Saint Agustin, cerca de la residencia del escritor.

A continuación presentamos la receta del platillo favorito de Proust:

Ingredientes (para 6 personas)

  • 6 piezas de lenguado fileteado y sin espinas
  • Harina
  • Una buena cantidad de pimienta negra recién molida
  • 4 cucharadas de mantequilla
  • Aceite

Preparación

Combinar la harina con la pimienta molida y pasar las piezas de pescado por esta mezcla. Poner una sartén al fuego con las cucharadas de mantequilla en una sartén y un toque de aceite. Cuando esté suficientemente caliente freír los pescados, dos minutos por cada lado. Antes de servirlos ponerlos a reposar en una servilleta de papel.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)