16 de June de 2011 00:01

Malcolm Gladwell, en busca de respuestas sorprendentes

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

¿Cuál es el encanto del encantador de perros? ¿Cómo un vendedor de chatarras se hizo millonario con tan solo un asador? ¿Se pueden evitar tragedias inclusive si se tiene una vasta cantidad de información? La inteligencia, ¿cómo es? Toda una mixtura de temas son genialmente expuestos a través de la pluma crítica de Malcolm Gladwell, en su última publicación ‘Lo que vio el perro’.

La versatilidad de Gladwell permite que el lector encuentre, a través de las 423 páginas que conforman el libro, una serie de misteriosas, geniales, algunas sorprendentes y otras muy cotidianas, investigaciones que han sido fabricadas y publicadas desde 1996 en The New Yorker (revista en la cual Gladwell trabaja como articulista).

El libro está dividido en tres partes. La primera trata sobre aquellos personajes obsesionados por crear algo nuevo, quienes, según Gladwell, son los genios menores. Su propósito aquí no es el de hablar de un Einstein o un Hawking, sino, por ejemplo, de Ron Popeil, quien creó y vendió el horno asador Showtime a millones de personas por televisión; hecho con el que revolucionó la economía americana. O está el caso de ‘El enigma del ketchup’ en el que se habla sobre la conquista por introducir en el mercado un nuevo sabor de salsa de tomate (frente a los varios de mostaza que ya existen).

La segunda parte está dedicada al mundo de las ‘Teorías, predicciones y diagnósticos’. Las personas sin techo, los escándalos económicos y los desastres como el del Challenger son analizados desde un punto crítico que se ve maquillado con cierta ironía. Su propósito es el de exponer las supuestas soluciones que llevan a conclusiones no esperadas.

Por último, en ‘Personalidad, carácter e inteligencia’, Gladwell aborda los temas y mitos que existen acerca de las bondades y aptitudes que se atribuyen a las personas. Sin duda, esta sección constituye una píldora relajante para aquellos que piensan que la genialidad es sinónimo de precocidad, como lo señala el autor.

En fin, la intención de Gladwell en este libro es analizar la realidad desde otro punto de vista. Ver lo que vio el perro.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)