10 de March de 2012 00:04

Libros de Gabo, fetiches de colección

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Más de una vez, en la sección de libros de viejo de Fráncfort -en la emblemática feria alemana- han puesto a la venta primeras ediciones de las obras cotizadas de Gabriel García Márquez; en una reciente edición, la librería londinense Bernard Quaritch vendió en 6 000 euros (USD 7 871) una primera edición de ‘Cien años de soledad’.

Esa edición impresa por Sudamericana en 1967, que tiene en la portada un galeón en la selva colombiana, es el más grande objeto del deseo de los coleccionistas, esos que rebuscan en librerías de México y Colombia, y que rastrean las páginas de Internet con el sueño de comprar esa “joya” impresa en Buenos Aires del escritor colombiano de 85 años.

Si en México la primera edición de ‘Cien años de soledad’ puede alcanzar los 20 mil pesos (USD 1585)-dependiendo de su estado- y se puede duplicar o triplicar si lleva su firma y más aún si le puso una dedicatoria para otro escritor; en Colombia se pueden conformar lotes enteros -cada vez con más dificultades- con primeras ediciones de sus obras, ejemplares con firmas o libros raros, que se cotizan en miles de dólares.

¿Qué tiene García Márquez y su obra que se han convertido en un fetiche?, ¿qué ha hecho que el Premio Nobel de Literatura 1982 sea el escritor iberoamericano mejor cotizado, más que Pablo Neruda, José Saramago o Julio Cortázar?, ¿qué tiene que seduce y hace que sus coleccionistas persigan primeras ediciones, manuscritos, cartas, libros firmados, ejemplares “raros” y casi únicos?

Guillermo Martínez, de la librería colombiana Trilce, famosa por que suelen ir a parar allí las bibliotecas de connotados intelectuales colombianos, asegura que el caso del Gabo es insólito.

“Con él sucede que tener una primera edición o una obra firmada es como tener un cheque al portador, cosa que no sucede con otros autores que son igualmente famosos o tan importantes como García Márquez pero que no tienen el mismo prestigio y comercialmente no tienen la misma salida”, señala el editor.

El Rey Midas de la literatura

Es tan singular el caso de Gabo, que se ha convertido en “un fetiche raro entre los coleccionistas”, tal como señala Martínez, quien relata que el año pasado vendió una colección “bastante grande de obras de García Márquez en más o menos USD 9 000 ”.

Entre esos poco más de 25 libros había varias primeras ediciones: una de ‘La hojarasca’, una de ‘La mala hora’, una de los ‘Cuentos completos’ firmada, una de ‘El coronel no tiene quien le escriba’, que fue publicada en la revista Mito; así como, la segunda edición de ‘Cien años de soledad’ también con rúbrica del Nobel, y “otra edición un poco curiosa editada en Argentina que se llamaba ‘Isabel viendo llover en Macondo’, firmada por Gabriel García Márquez”, dice el librero y editor.

“Hay otras ediciones curiosas que no son fáciles de conseguir, como los ‘Cuentos del coronel’, una colección que hizo Juan Gustavo Cobo Borda sobre García Márquez, había un álbum que hizo Procultura cuando ganó el Premio Nobel y otro de reportajes a García Márquez, algunas ediciones piratas que son curiosas porque con el tiempo se han vuelto difíciles de encontrar; y todo me lo compró un coleccionista colombiano”, cuenta Martínez.

Ese afán por reunir ediciones, manuscritos y objetos del periodista y escritor, es también intenso en México. A la librería La torre de Lulio llegan “amantes” de Gabo, desde Joaquín Sabina hasta coleccionistas “sin nombre”, buscando, sobre todo ‘Cien años de soledad’ que hoy en día se puede vender “en el rango de 15 mil a 20 mil pesos, según el estado en que se encuentra”, detalla Agustín Jiménez, fundador de esa librería.

“Alcanza un rango mucho más elevado cuando está dedicada de escritor a escritor, es decir, no es lo mismo que esté dedicada por García Márquez a la joven Lucía Pérez Coqueta que de García Márquez a Julio Cortázar, por ejemplo, porque entra un fetichismo doble: primera edición y coleccionismo de dedicatorias de escritor a escritor, que es lo que más se evalúa en este mercado”.

El fenómeno en cifras

En noviembre del 2002, unos días después de la aparición de ‘Vivir para contarla’, la casa Christie’s de Londres puso en subasta los originales de ‘Cien años de soledad’, corregidos a mano por García Márquez, con un valor estimado en USD 500 000.

Ese tipo de hechos no solo muestra los precios “absurdos” que pagan por los libros, hecho que para algunos es “cosa de maniáticos y de gente muy rara”, sino también la especulación económica a partir de un escritor. Agustín Jiménez asegura que hay una economía real del libro a través de las librerías que buscan y ofrecen y “el ditirambo” en Internet, donde a veces los que “ofertan” ni siquiera tienen los libros.

“Mucha gente me ofrece sus libros de García Márquez para que trate de comercializarlos, las más solicitadas son sus míticas primeras ediciones, hay un parteaguas con ‘Cien años de soledad’, porque con las ediciones posteriores ya es distinto; por ejemplo, la primera edición de ‘Crónica de una muerte anunciada’ salió con 1 050 000 ejemplares, entonces es sencillo tener esa edición, pero aún así si están firmadas las vendo en 500 pesos (USD 40)”.

Martínez cuenta de una carta escrita que el Gabo le mandó a su amigo , Carlos Alemán, donde habla por primera vez de su deseo de escribir una novela que posteriormente se llamó‘Cien años de soledad’ y que en esa época se llamaba ‘La casa’. “Alemán la vendió, hace 12 años, a una universidad de EE.UU. en unos USD 7 000, hoy debe valer el triple”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)