23 de January de 2011 00:00

En dos librerías el inglés es el idioma que predomina

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 7

En medio de bares y discotecas, dos pequeños rincones a la altura de la Calama, en La Mariscal, brindan a nacionales y a extranjeros la oportunidad de disfrutar de la lectura de literatura en inglés.

Confederate Books fue la primera librería en ofrecer únicamente textos en inglés en Quito. Fue establecida en 1995 por Thomas Savage, a quien la idea le llegó de repente. Vino a Ecuador por un mes como turista. Después un mes se transformó en tres, luego en seis, hasta que finalmente se dio cuenta de que quería vivir en Quito.Una vez radicado aquí, su proyecto era ser dueño de una librería. Cuando encontró la locación perfecta, trabajó siete días a la semana, 10 horas al día. En el 2005 volvió a los Estados Unidos, pero su sueño de ser librero no terminó ahí. Actualmente, Thomas es propietario de Thomas Savage Books, en Louisiana.

Tras la partida de Thomas a Estados Unidos, su amigo William Grochowski tomó la posta del negocio. Para él esto ha sido una experiencia verdaderamente enriquecedora. “Vender libros es una experiencia maravillosa”.Al entrar en la librería, William recibe a sus clientes con una gran sonrisa y un apretón de manos. Su manejo del español es bueno, pero él prefiere hablar con sus clientes en inglés. En sus varios anaqueles posee una variada selección de libros.

Filosofía, arte, literatura, ciencia, biología, etc., son solo unos de los tantos géneros que el lector puede encontrar. Son tantos y tan variados libros que es muy fácil perderse y dejarse llevar por el placer de leer un libro en su lengua original.Este deleite de las letras vine de la mano de cómodos precios. Títulos como ‘The Picture of Dorian Gray’ (El retrato de Dorian Gray), de Oscar Wilde, cuestan USD 6.

Asimismo, siguiendo la caminata por la Calama, muchas personas logran encontrar la librería The English Bookshop. Este lugar pertenece a Mark Halton, un inglés que desde hace cinco años se dedica a la venta de libros. Su experiencia como librero le ha llevado a conocer personas muy distintas unas de las otras.

fakeFCKRemovePero el problema que él observa es que “los ecuatorianos no gustan de leer. La lectura no es una costumbre”.

En esta librería se venden libros en inglés, alemán, finlandés, sueco, etc. Mientras una sonrisa discreta, como sacada de una película inglesa, se dibuja en su rostro, Mark mira con mucho agrado los estantes de su librería.

Dos opciones para los amantes de la lectura en inglés y otros idiomas, dos puertas para entrar en mundos por descubrir...

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (6)
No (2)