El legado universal del ballet ruso llega a Quito

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 8
Redacción Cultura

Mañana, Quito será testigo de cómo más tres siglos de ballet han dejado una huella indeleble entre los artistas rusos. Más que una presentación con 10 figuras emblemáticas de los elencos de los teatros Bolshoi, Marinsky, Mikhailovsky y Stanislavsky, el espectáculo 'The Tsars of Ballet' (18:00, Teatro Nacional de la Casa de la Cultura) es la oportunidad perfecta para ver la tradición de las escuelas de San Petersburgo y de Moscú.

En la última semana, estas estrellas, consideradas como las mejores de su generación, se encuentran recorriendo Sudamérica. Y justamente en su parada por Bogotá, tras cautivar al público de Cartagena, Alexander Volchkov contestó a unas preguntas que EL COMERCIO le planteó.

Una se refiere a esta experiencia escénica, que ha puesto a trabajar a artistas de elencos de distinta procedencia. Él afirma que ha sido un reto mezclar técnica s y escuelas distintas, pero que a la postre esto ha enriquecido a esta propuesta coreográfica, que cuenta con la participación de figuras como Ekaterina Borchenko, Natalia Ledovskaya, Evgeni Ivanchenko, entre otros. Él mismo es uno de los representantes del ballet ruso contemporáneo al ser el bailarín principal del Teatro Bolshoi.

Causa sorpresa que, al revisar la carrera de estos bailarines, muchos de ellos apenas llegan a los 30 años. Eso precisamente destaca Volchkov, quien mira que en su país, al igual que el resto del mundo, el ballet es un arte cada vez más apetecido por los jóvenes. Si para él el ballet clásico tiene futuro, esto sucede gracias a que es más frecuente encontrarse con nuevas academias y centros de formación profesional de artistas.

La historia de las últimas décadas cuenta con nombres como Mikhail Baryshnikov y George Balanchine, de origen ruso y considerados los mejores de su época. Esto sustenta la idea de Volchkov, para quien su país tiene "el mejor ballet del mundo, ya que bailamos con el cuerpo y con el alma". Él afirma que su influencia se puede notar a lo largo y ancho de Europa debido a que varias compañías locales supieron, en su momento, enlistar a coreógrafos rusos entre sus filas.

' The Tsars of Ballet', como dice el bailarín del Bolshoi, "es una oportunidad única para mirar el legado ruso al mundo".

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (1)