8 de February de 2012 00:04

Una jornada de clases de baile y de ejercicios

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 0

Un día con Mirely Barzola, presentadora de Teleamazonas

Mirely no encuentra sus gafas. Son las 07:40 del miércoles 1 de febrero. Un ligero desayuno carga en su estómago: dos tostadas, un jugo de naranja, un vaso con leche sin café. Su cuerpo emana la frescura de un baño.

“¡Me van a matar por llegar con el cabello mojado!”, grita. Aún está en su casa de dos pisos, en una urbanización de la vía a Samborondón, en el norte de Guayaquil.

Vive con su madre. Se sube, resignada sin sus gafas, a su Hyundai Tucson negro. Su carro tiene tres peluches colgados que le regaló su novio, cinco años mayor a ella, publicista.

Toma una pastilla que le da “energías”. Da un sorbo de un termo que lo llena, cada tanto, en el dispensador de agua del canal.

A las 08:40 llega al canal, ubicado en el Cerro del Carmen, en el centro de la ciudad. Un guardia de ojos rasgados retira unos conos naranjas para permitir que el carro de Mirely se estacione.

Tachy Pareja y Michell Pincay, en cuestión de minutos, dejan maquilladas y peinadas a Mirely Barzola y a Malena Rigó en un pequeño cuarto del canal.

A Mirely le dan el libreto a las 08:55, cinco minutos antes de salir al aire. El set televisivo tiene 17 televisores plasmas distribuidos por todos lados. “Lo que hago es aprenderme la idea y decirlo todo con mis palabras”, cuenta. No lee a través de un teleprónter (aparato que transmite los textos).

“Buenos días, Malena”, comienza Mirely. “Buenos días, Mirely”, continúa Malena. Se hablan pero no se regresan a ver. Sus miradas están fijas en las cámaras, una para cada presentadora.

“¡Uy!, perdón, ¿lo dije dos veces?”, le pregunta Mirely a Marlon Acosta, productor de ‘La Plena’ que siempre está tras cámara para socorrer a las dos presentadoras del programa de farándula.

A Mirely, cuando le acercan la cámara, sabe que tiene que hacer una gracia: una sonrisa coqueta, un guiño, un movimiento.

Después va a un gimnasio ubicado en la Garzota, en el norte de Guayaquil. USD 350 paga mensualmente para que Érika Segale y su esposo Julián Campos la entrenen personalmente.

También toma clases de baile. “Lo hago para distraerme, dice Mirely. Una hora después, se retira. Nuevamente retorna al canal. Graba los avances de ‘En Corto’, programa en el que también presenta en vivo las noticias. Esta vez lo hace junto con Gaby Díaz.

Almuerza enrollado de atún en el canal junto con el staff de ‘La Plena’: César Romero (reportero), Miguel Cedeño (reportero) Marlon Acosta (director de Contenido) y Carla Navarrete (productora). Luego de salir de ‘En Corto’ (de 14:30 a 15:00) se dedica a hacer sus actividades personales. Son personales y al equipo de EL COMERCIO ya lo despidió...

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)