21 de July de 2010 00:00

Poco interés local por tres museos de la Sierra Centro

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Cultura

El apoyo que pueda brindar el Estado, los municipios o la Red de Museos del Banco Central es vital para que las piezas y reliquias de tres centros culturales de la Sierra Centro se mantengan.

Por eso, la mayor parte de los ingresos con los que cuentan los tres espacios de arte proviene del dinero público. Una pequeña cantidad, en ciertos casos, viene del cobro a los visitantes.

El Museo de la Casa de la Cultura Núcleo Cotopaxi, se conserva por medio de una cantidad proporcionada por el Estado, pues este es el encargado de mantener los espacios destinados para el arte y la cultura. Sin embargo, Edmundo Rivera, presidente del Centro Cultural, ubicado en el centro de Latacunga, debe alquilar el teatro.De esta manera también subsidia parte de los gastos que se requieren para mantener las arqueologías, las pinturas y el mismo espacio que ha crecido desde 1967. Rivera no habla de cantidades de dinero, pero afirma que el aporte del Estado devenga el 70% de los gastos y el Museo busca el 30% restante.

Al sitio asisten, en promedio, 100 visitantes al mes, pero eso depende de la época. El presidente explica que en temporada alta y de vacaciones han llegado a tener hasta 50 visitas diarias.

La misma situación se da en el Museo del indio Guaranga, en la ‘Ciudad de las siete colinas’. El flujo de gente que sube al lugar, situado en Cruz Loma, depende de la temporada. Para Marisol Arellano, quien administra el Centro Cultural, los meses en que las escuelas y los colegios de la Sierra salen a vacaciones influyen en el número de visitas.

La cantidad es similar a la de Latacunga cuando es temporada alta. El Museo del indio Guaranga no cobra entrada a sus visitantes y está sostenido por el Municipio de Guaranda. De allí se desembolsa todo el dinero que se necesita para mantener el espacio y para el pago de las tres personas que colaboran ahí.

También cuentan con un teatro, pero este no es muy rentado para realizar obras o festivales de arte. Tampoco tienen un espacio para exposiciones temporales.

La manutención es diferente en el Museo del Banco Central de Riobamba. El espacio está protegido por la Red de Museos del Banco Central, de donde sale el dinero para la conservación de la arqueología, pintura, escultura y colaboración de las más de 10 personas que laboran allí.

Asimismo, para que los visitantes extranjeros accedan al espacio deben cancelar una entrada que es de USD 0,50 y de 0,10 para los estudiantes de otros países. Para los visitantes nacionales, el costo es gratuito.

El dinero que ingresa por las entradas también está destinado para la conservación de las piezas y obras de arte que requieren de muchos cuidados, como lo explica María Isabel Santos, quien trabaja como guía.

Las seguridades que se tomen para cuidar las reliquias también son importantes para los administradores. Quienes están a cargo de los tres centros culturales deben tomar precauciones, contratar guardias de seguridad para que vigilen los sitios durante el día y la noche.

De igual manera protegen las esculturas y las arqueologías en vidrio y los cuadros coloniales importantes son cubiertos con plásticos y telas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)