5 de September de 2012 18:57

Inauguran una exposición que muestra la selva "culta" de Ecuador

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Veintiséis piezas arqueológicas elaboradas en una zona amazónica ecuatoriana entre 1188 y 1480 se exhiben desde hoy en la exposición "Rostros de Luna", que muestra que junto a biodiversidad de la región existía también una "rica" cultura, aunque muy poco conocida.

Así lo aseguró a Efe Milagros Aguirre, directora ejecutiva de la Fundación Alejandro Labaka, quien explicó que en la exposición, inaugurada en la ciudad de Francisco de Orellana, también conocida como El Coca, se presentan obras de la llamada "Fase Napo".

Según los organizadores de la muestra, las primeras investigaciones arqueológicas que se hicieron en la zona estuvieron a cargo del matrimonio norteamericano Evans/Meggers, que excavaron en las riberas del Napo en 1956.

Ellos encontraron cerámicas a las que llamaron Fase Napo, pertenecientes a pueblos que habitaron la región entre 1188 y 1480, y luego hubo otros estudios y excavaciones.

Aun así, los organizadores de la exposición creen que se ha descubierto tan solo una parte mínima de la historia de la región.

Aguirre apuntó que se trata de una "muestra preparatoria" de lo que será el Museo Arqueológico y Centro Cultural de la provincia de Orellana, en El Coca, que estará listo en año y medio.

En ese Museo se exhibirán las 200 piezas de la Fase Napo que eran custodiadas por los misioneros capuchinos, indicó Aguirre, al apuntar que "se ha tenido la idea de que la selva es tierra baldía y eso ha ocasionado que se den todo tipo de invasiones a lo largo de la historia".

En su opinión, "la historia amazónica es muy poco conocida" y la muestra permite encontrar que "habían unas culturas riquísimas en artesanía, en confección cerámica muy avanzada".

"Se dice que antes de la conquista, en la Amazonía, había 2 000 lenguas diferentes, eso quiere decir que la población amazónica prácticamente desapareció", añadió Aguirre, según quien "todos los procesos de conquista (...) han ignorado que en la selva había muchísimos habitantes, eran guerreros, tenían grandes ciudades".

Todo eso se puede evidenciar con la exposición que, de alguna manera, intenta recoger "la selva culta y no la deshabitada y poblada solamente por una enorme biodiversidad", según ella.

La denominación "Rostros de Luna" responde a que en la exposición hay, entre otros, urnas funerarias, cuyas caras están pintadas como ese satélite natural de la Tierra, que era considerada por los habitantes como una deidad y como era parte de los mitos de la selva.

Lorena Collado, gerente de la Fundación Repsol-Ecuador, explicó a Efe que la exposición inaugurada forma parte de un proyecto que arrancó a finales de 2009 para promocionar y defender las culturas indígenas amazónicas.

A través de la Fundación -que auspicia la exposición- se busca preservar que las culturas indígenas no se pierdan y, en la medida de lo posible, rescatar los elementos más importantes, dijo Collado que, como Aguirre, cree que se conoce poco sobre la historia amazónica.

"Nuestra intención es que la gente vea que, si bien la selva alberga una gran riqueza biológica, de flora, de fauna, etcétera, es importante tener en cuenta que también esa selva alberga un patrimonio cultural importante y mucho menos conocido", dijo. EFE

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)