7 de March de 2011 00:00

El idioma español, bajo amenaza

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

La peor pesadilla de la niña Pochita está haciendo de las suyas en Internet: se llevó consigo las reglas de las mayúsculas, destrozó las tildes y, con arbitrariedad, violentó el correcto deletreo de las palabras. En resumen, la amenaza parece estar mancillando sin misericordia al idioma español.

¿Es esto contagioso? Hay quienes así lo creen y por eso insisten en hacer un llamado de alerta en la misma trinchera donde se mueven sus archirrivales: la Web.

Los ‘modificadores’ del castellano en medios virtuales se han ganado un paródico sobrenombre a raíz de su relación con la lengua. Conozca así a los HOYGAN, llamados de esta forma en los círculos virtuales. La mayúscula en la digitación del vocablo es intencional, pues ellos suelen escribirlo todo en letras altas, lo cual –en Internet– es sinónimo de grito o de grosera gesticulación.

Hay escasa información científica sobre este tipo de usuarios, lo que dificulta entender las razones que motivan sus ‘mañas’ y datos demográficos.

En la Red, no obstante, el término es popular y está estandarizado. Nació en España, a raíz de comentarios como “HOYGAN, NESESITO HAYUDA PARA KITAR UN BIRUS” (“Oigan, necesito ayuda para quitar un virus”) y manifestaciones parecidas. Cabe señalar que en la oración transcrita no hay exageración alguna; es un ejemplo real...

Entre las características más comunes de este grupo de cibernautas están la total ausencia de signos de puntuación en cualquier expresión, la inversión de letras, la omisión de minúsculas y la mala ortografía (con deliberada intención o por ignorancia).

En foros, blogs y sitios de noticias, los HOYGAN gozan de mala fama entre muchos usuarios.

La aversión generada por su presencia en la Web se ha manifestado incluso en el surgimiento de un movimiento opositor: el del “talibán ortográfico” (apodo paródico que no posee acepción política ni religiosa). Se trata de una especie de sublevación.

La tropa de guardianes del idioma se completa con los “talibanes semánticos, sintácticos y léxicos”. Mientras los HOYGAN escriben con ortografía antojadiza.

¿De dónde vienen estas criaturas que se manifiestan desde los teclados? Los españoles señalan a los latinoamericanos como los responsables, y apuntan hacia el hecho de que los primeros usan el ‘ustedes’ y no el ‘vosotros’.

Más aún, en algunos foros mencionan a América Central como la cuna donde nació este ‘código’. A los ibéricos con la misma tendencia de los HOYGAN se les llama BENGATIO (por la expresión española “venga tío”). ¿Qué diría Cervantes de ellos?

Mario Tascón es maestro de la Fundación de Nuevo Periodismo Iberoamericano (FNPI). Él que “los HOYGAN son llamativos, especialmente porque GRITAN”, y asegura que su “código” no puede ser visto como “normal”.

¿Y a qué se puede atribuir tal descuido por la ortografía? Tascón cita como motivos el hecho de que “muchos casos están dentro de los esquemas contestatarios juveniles, que utilizan las grafías para demostrar su rebeldía. Por ejemplo, el uso de ‘k’ en sustitución de la palabra ‘que’ está en la línea de rebeldía que muestra el nombre del movimiento ‘Okupa’. Twitter hace que, a veces, se olvide la gramática para hacer que el mensaje quepa en solo 140 caracteres”.

Hay quienes rechazan la idea de que son los jóvenes los únicos responsables por los cambios libres del español en las redes.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)