Hermana de García Márquez dice estar preparada para aceptar voluntad de Dios

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Bogotá, DPA

La hermana del escritor colombiano Gabriel García Márquez afirmó hoy, martes 15 de abril de 2014, que pese a guardar la esperanza de que el Premio Nobel de Literatura se recupere de los problemas de salud que lo han afectado en los últimos días, también está "preparada para lo que Dios quiera". "Uno quisiera que la gente fuera eterna, que no muriera, pero tenemos que ajustarnos a la voluntad de Dios", dijo en diálogo con la emisora Caracol Radio Aída García Márquez, quien además señaló que "la vida tiene su principio y fin".

Sobre la solicitud que hicieron este lunes la esposa y los hijos del autor de "Cien años de soledad", de respetar "su intimidad", Aída dijo estar de acuerdo e indicó que "la familia espera desde Barranquilla las noticias que puedan llegar" de su hermano.

La mujer, que el año pasado publicó su libro "Gabito, el niño que soñó a Macondo", en el que se relatan historias familiares basadas en la vida de su célebre hermano, afirmó que la mejor decisión fue trasladar al escritor a su casa en Ciudad de México, para que siguiera recibiendo allí la atención médica necesaria.

Finalmente, Aída García Márquez recordó que hace un año se encontró con su hermano, quien la felicitó por haber presentado en la Feria del Libro de Bogotá de 2013 "Gabito, el niño que soñó a Macondo".

Este lunes, a través de un comunicado la familia del escritor aclaró que "su condición es estable aunque se encuentra muy frágil y existen riesgos de complicaciones de acuerdo a su edad", luego de que se conocieran versiones periodísticas que afirmaban que García Márquez nuevamente padecía cáncer.

De acuerdo con el diario "El Universal", que cita "fuentes confiables", 12 años después de haber superado el cáncer linfático que afectó a García Márquez, la enfermedad estaría de vuelta en el cuerpo del escritor afectando esta vez pulmones, ganglios e hígado.

La información fue desmentida por la asistente del Nobel Mónica Alonso, quien en conversación telefónica con dpa aseguró que "nunca nadie ha hablado de cáncer". El Nobel de 87 años, quien es considerado el padre del "realismo mágico", ingresó el 31 de marzo pasado al Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán de la capital mexicana, debido a una infección pulmonar y de vías urinarias, y permaneció hospitalizado hasta hace una semana.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)