24 de May de 2010 00:00

Guerra, crisis mundial y violencia, los temas presentados en Cannes

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Espectáculos y ANSA

La ceremonia de clausura del 63º Festival de Cannes se inició ayer con la Palma de Oro del cortometraje para ‘Chienne d'histoire’, dirigido por el actor francés Serge Avedikian. La ceremonia fue presentada por la actriz inglesa Kristin Scott Thomas. Este año, el festival estuvo enraizado temáticamente en los problemas que afectan al mundo, como la guerra en Iraq y la crisis económica mundial.

Esos temas, además del fundamentalismo religioso, las luchas armadas revolucionarias y la violencia del hombre contra seres humanos y animales, abundaron en la reseña oficial y en las distintas secciones paralelas. Incluso, la situación iraní figuró en primer plano cuando el festival invitó como jurado al cineasta Jafar Panahi con la esperanza de que las autoridades de su país lo liberaran.

Panahi está encarcelado desde el 1 de marzo, acusado junto a 16 personas que se hallaban en su casa de conspirar contra el régimen con la ayuda de gobiernos extranjeros. Mientras tanto, el sillón de jurado de Cannes con su nombre estuvo vacío esperando su improbable llegada.

Así la guerra en Iraq se hizo presente con ‘Fair Game’ de Doug Liman donde se describe la batalla sucia llevada contra un embajador y periodista que negó veracidad a las versiones del gobierno Bush sobre el presunto arsenal atómico de Saddam Hussein.

La crisis financiera en Wall Street aparece en ‘Money Never Sleeps’ de Oliver Stone e ‘Inside Job’ de Charles Ferguson.

Temas como el fundamentalismo religioso fueron mostrados en su forma actual en ‘Des hommes et des dieux’ de Xavier Beauvois y en la que asumió en el siglo XVI en ‘La princesse de Montpensier’ de Bertrand Tavernier cuando católicos y protestantes se mataban en nombre de Dios.

La lucha revolucionaria se vio reflejada en el polémico ‘Hors la loi’ de Rachid Bouchareb que pasó revista a los atropellos coloniales franceses en Argelia y la respuesta de los argelinos que llevaron la guerrilla urbana a París para sostener su voluntad independentista. Finalmente, la violencia del hombre contra sus semejantes fue el tema de varios de los filmes citados a los que se añade el racismo en Europa.

Así lo describen ‘La Nostra vita’ del italiano Daniele Luchetti, ‘Biutiful’ del mexicano Alejandro González Iñárritu, ‘The Housemaid’ del sudcoreano Im Sangsoo y ‘Un homme che crie’ del chadiano Mahamat-Saleh Haroun.

El francés Mathieu Amalric ganó el premio a la Mejor dirección del Festival por su película ‘Tournée’, interpretada por cinco artistas nudistas norteamericanas. Hasta el cierre de esta edición no se conocía otros premios.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)