30 de January de 2011 00:00

En Guayaquil se retiraron 2 obras del pintor Juan Carlos Elizalde

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Dos obras de la muestra ‘Vista Previa’, que se exhibe en la Galería Mirador, de la Universidad Católica de Guayaquil, tuvieron que ser retiradas de la exposición. Los trabajos pertenecen al artista Juan Carlos Elizalde. Se trata de dos dibujos: Manuela Pura, pura Manuela y El gran discurso.

En estas se muestra a Manuela Sáenz y a Simón Bolívar caricaturizados en una forma irónica, en poses sexuales. Manuela Sáenz con una aureola, postrada en una cama en una actitud sexual.

Bolívar, en cambio, es retratado en forma fálica (de acuerdo al creador de la obra): sin pantalones y con una erección. Además en la obra, él está a punto de dar un discurso, usando su pene como micrófono, mientras que su boca está distorsionada.

La intención no fue robar las piezas –indica Elizalde– sino agredir la obra. “Lo que no alcanzaron fue a terminar de dañarlas, ya que una fue encontrada en el piso y la otra colgando”. Él se enteró el martes pasado. La muestra se inauguró el pasado jueves 20 de enero, con trabajos de los pintores Juan Carlos Fernández, Juan Carlos Elizalde y Raymundo Valdez. Se mantendrá en exhibición hasta el 10 de marzo.

Las obras de Manuela y Bolívar fueron encontradas la mañana del lunes 24, una estaba en el piso y la otra colgando de su soporte. Estas se habían expuesto en las paredes de los baños de hombres y mujeres de la galería Mirador.

Ante este incidente, la administración de la galería de la Universidad decidió que las dos obras se retiraran de la muestra, y sean guardadas para evitar que se las vuelva a dañar. Ambos dibujos son parte integral de un collage.

La obra tiene un tinte político –comenta el artista– y quien realizó este acto fue porque se sintió afectado u ofendido por su ideología. “Esto indica que existe un clima de intolerancia e irrespeto que atenta contra la obra de un artista que es un comunicador”.

Elizalde comenta que la obra es ambigua ya que es una crítica a la forma en que se utiliza el discurso del Libertador y a la vez alaba su heroísmo. La muestra está integrada por 35 obras.

Sobre el incidente, Marina Paolinelli, encargada de la galería Mirador, explica que ambos trabajos no le fueron presentados previamente a ella. Paolinelli estuvo encargada de la puesta en escena de esta exposición.

El proceso que se sigue antes de admitir cualquier obra a este espacio cultural, consiste en que primero pasan por un comité de admisión, integrado por Jorge Swett, Sonia Coronel y Marina Paolinelli; se sigue este procedimiento porque se trata de una galería institucional, no privada.

Nunca vi esas obras –aclara Paolinelli– antes del día de la inauguración de la exposición. “Una hora antes de empezar, mientras recorría la galería para asegurarme que todo estaba bien, vi los dos dibujos colocados en las puertas de los baños, el uno en el de mujeres y el otro en el de hombres”.

Reconoce que ambas obras fueron retiradas de la exhibición. Pero argumenta que esto se debió a que el lunes en la mañana se notó que la obra sobre Manuela Sáenz estaba descolgada de su soporte. Para prevenir cualquier otro daño, se las guardó.

Juan Carlos Fernández, otro de los artistas, dice sobre la muestra que refleja el deseo de ellos, como tales, de buscar nuevas formas de expresión y empleo de técnicas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)