19 de May de 2010 00:00

Los estudiantes llegaron a los museos

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Cultura

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Tomados de la mano, manteniendo el orden en la fila y cuidados por una maestra llegaron ayer los alumnos del segundo de básica A del Colegio El Cebollar, hasta la puerta de ingreso del Museo Mena Caamaño, en Quito.

Parados en la calle Espejo y con sus manos puestas en la frente, simulando a una gorra para protegerse del sol, los pequeños, de entre 6 y 7 años, esperaban su turno para entrar al museo y conocer parte de la historia.

A las 12:00, era el segundo museo que iban a recorrer los 25 niños de esa entidad educativa. Anteriormente habían visitado el Museo de la Ciudad.

Ayer, los 30 museos de la Red del Centro Histórico de Quito atendieron en su mayoría estudiantes primarios, secundarios y universitarios, quienes llegaron luego de las 09:00.

Solo en el Museo de la Casa de Sucre, la atención empezó a las 08:00. Ahí, los estudiantes de los colegios La Providencia y San Fernando formaron una calle de honor para recibir a la urna donde se encontraban los restos de Manuela Sáenz.

Vestidos con el uniforme de parada, los alumnos rindieron homenaje y luego visitaron la casa del Mariscal.

Fabricio Soto, del Colegio San Fernando, nunca había acudido a ese museo, a pesar de que su plantel se encuentra a tres cuadras de distancia. Ayer, Soto asistió hasta esa casa ya que su colegio fue invitado al acto ceremonial en honor a Sáenz.

A pesar de esto, el estudiante cree que si los museos tuvieran más días libres, la gente acudiría con mayor frecuencia.

Joaquín Peralta comparte este pensamiento. El padre de familia, de 64 años, fue por segunda ocasión a la celebración del Día Mundial, pero esta vez pudo ingresar a más de un sitio del centro. “Hace dos años vine pero había mucha gente y tuve que esperar para entrar. Por mi edad no pude hacer mucha fila y solo entré al Museo de Cera”.

La gratuidad en la entrad se da una sola vez al año.

El Museo de Cera dobló las visitas

El martes 11 de mayo, el Museo Mena Caamaño recibió a 234 visitantes durante todo el día. Pero ayer, hasta las 13:00 ya habían ingresado 450 personas de manera gratuita. Ese número no incluía a los visitantes que no piden un guía. Durante el sábado pasado se recibieron a 535 visitantes. Los guías esperaban superar las 1 000 personas hasta las 18:00 de ayer.

 El Museo de la Ciudad estuvo lleno

El movimiento de personas fue constante durante toda la mañana de ayer en el antiguo Hospital San Juan de Dios. Los patios, los pasillos y las piletas de ese museo municipal sirvieron de escenarios para que los turistas se tomaran fotos y se llevaran un recuerdo de su visita. La entrada para recorrer el museo cuesta USD 2 y toma alrededor de unos 50 minutos.

Los estudiantes vieron las monedas

Hasta el Museo Numismático llegaron gran cantidad de alumnos de diferentes colegios. Según Mayra Guzmán, guía del Museo, el que el Día Mundial del Museo haya sido martes impidió que muchas personas puedan acudir a estos sitios. En ese lugar se esperaba más visitas estudiantiles durante la tarde. Los universitarios habían hecho reservaciones.

La tercera edad aprovechó el día

La Casa Museo María Augusta Urrutia abrió sus puertas a las 10:00, enseguida un grupo de personas de la tercera edad llegó para conocer una casa que refleja la vida de la época republicana. En este sitio se duplicó el número de guías para atender durante la mañana y se quintuplicó el número para la tarde, ya que esperaban una afluencia mayor de visitantes.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)