9 de December de 2011 00:03

La Estampería Quiteña muestra lo mejor del grabado

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Recuperar esos elementos que hacen del grabado un arte enamorado de la alquimia es lo que se ha puesto de relieve en la muestra ‘Imágenes gráficas’, que reúne alrededor de 150 obras de artistas de reconocida trayectoria en este arte como Nicolás Svistoonof, Peter Mussfelt o Rafael de Rivera (España). La exposición se encuentra instalada en el Centro Cultural de la Pontificia Universidad Católica del Ecuador.

“Para mí el grabado es un lenguaje como cualquier lenguaje plástico y tiene sus propias características y su propia dificultad. Básicamente, el grabado es un proceso de estampación; es llevar la tinta, los pigmentos, a una plancha y, por presión o por filtración, se imprime en un soporte de papel, en general”. Así se refiere Svistoonof al proceso que tiene lugar para que nazca su obra.

Y es que para este maestro de la plástica, en el proceso de creación del grabado existe una íntima relación entre el artista y su taller. “El taller es el espacio de creación, el lugar donde todo ocurre. Para el grabador, fuera de él no existe arte porque solo en sus paredes uno se encuentra frente al proceso creativo”, comenta.

Esa dedicación, ese mundo que se forja plancha a plancha, es lo que se aprecia en las obras en exposición. Allí no hay lugar para una sola tonalidad, un solo sentir. Cada una de las piezas exhibe una parte íntima del artista; se puede mirar desde los oscuros fondos de la obra del mismo Svistoonof hasta el juego de luces y colores que Rivera quiere manifestar en sus creaciones. Asimismo, en ‘Imágenes gráficas’ hay lugar para el juego visual que en piezas como Homenaje a la ciudad, de Cristian Viteri, se pone de manifiesto en trabajos en tres dimensiones.

Pero ‘Imágenes gráficas’ no solo se presta para exponer lo reciente. Es también el punto de encuentro entre los artistas de trayectoria y de aquellos que comienzan a tomar al arte en sus manos. Entre ellos se encuentra Daniel Carvajal, el artista que obtuvo el primer lugar en la selección de obras realizada por Estampería Quiteña. Al preguntarle sobre la presencia en la contemporaneidad del arte del grabado, el artista responde que en esta técnica “hay mucha riqueza, un lenguaje actual y moderno que pertenece a nuestra época. Lo que importa es la fuerza de la imagen con la que el espectador tiene encuentro al ver la obra. Aquí, la riqueza es la sorpresa”.

Recorriendo junto a Svistoonof y Carvajal las tres salas donde se exponen las obras, ellos comentan que el futuro del grabado está en la rigurosidad técnica y conceptual . “Pienso que hay mucho talento, mucha vocación por el lenguaje gráfico. Lamentablemente hay un poco de falta de fe en el lenguaje. Me parece que el lenguaje amerita profundizar mucho. Debería haber mucho rigor en cuanto a la creación y sus procesos. Esa es la única manera para que el grabado sobreviva”, apunta el maestro Svistoonof.

Y para recuperar ese futuro del grabado en el país, la presidenta de la Estampería Quiteña, Rosy Revelo, comenta que a través de las obras en exposición “el público joven podrá conocer cuál es la riqueza de este arte múltiple”. Arte que en esa multiplicidad de la obra sigue manteniendo un estilo fresco y novedoso.

La muestra permanecerá abierta hasta el 15 de enero del 2012.

‘Mientras dormías’, ganadora

El joven artista Daniel Carvajal es el ganador de la muestra ‘Imágenes gráficas’, con lo que  la Estampería Quiteña lo incorpora dentro de sus filas y le permite acceso total a sus talleres.

Sobre su obra, Mientras dormías, en un recorrido con el maestro Nicolás Svistoonof, el también grabador y artista plástico realizó un lectura de la obra de Carvajal. Al respecto, señala: “Hay una característica. Primero es la sobriedad, son elementos bastante sencillos, hay una especie de dramatismo y no es un recorrido visual de detalles sino la presencia de las  formas ascendentes”.
 
Acerca del concepto de la obra ganadora, Svistoonof apunta que “es un poco enigmática la obra y bastante dramática ya que de alguna manera produce inquietud, uno no está seguro de lo que es”.
 
Finalmente  apunta que la sorpresa es el elemento clave.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)