21 de April de 2012 00:01

En ‘Donka’, la vida es sueño, y de los buenos

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

La vida no debe ser representada tan solo como es, pero tampoco como debería ser, sino tal y como se nos aparece en los sueños. Lo dice uno de los personajes de la obra circense ‘Donka. Una carta a Chéjov’.

Y eso es lo que pasa en el espectáculo creado por el suizo Daniele Finzi (que se presenta hasta esta noche en el Teatro Sucre): al verlo uno siente que está soñando y es feliz.

En clave de un humor muy fino, que provoca risas de buena gana, los ochos personajes en escena logran que sus cuerpos en movimiento sean magia y poesía en estado puro. Como comienzan diciendo dos de esos mismos ‘clowns’ (porque son payasos, aunque no lleven la característica nariz roja), “los detalles nos guían en la vida”, y la obra de Finzi está hecha de detalles inolvidables.


[[OBJECT]]


Por ejemplo, esa especie de ángel que vuela, y volando y bailando juega con una lámpara compuesta por pedazos de hielo, mientras en tierra sus compañeros en esta fantasía –basada en lo que Finzi leyó e intuyó del diario del escritor ruso Antón Chéjov– cantan, bailan, se ríen y logran así emocionar al público, que aplaude y grita de alegría.

Otra imagen que seguro quedará marcada a fuego en quienes la vieron es la de los dos bañistas que hacen acrobacias imposibles para quien las ve proyectadas sobre un costado del telón, y absolutamente jocosas para quienes ven a esos mismos personajes arrastrándose por el piso del otro lado del escenario. Es magia, aunque tenga una explicación visible (porque Finzi muestra el truco al espectador, pero no pierde la gracia); quien los ve no puede más que quedarse fascinado, agradecido.

La música, original de María Bonzanigo, acompaña de manera muy orgánica cada momento de los diferentes actos que se suceden más de una hora, que es lo que aproximadamente dura el espectáculo.

Acróbatas impecables, cantantes, cuenteros y bailarines, los personajes de Donka (en ruso, la campana que se pone en un extremo de la caña de pescar para alertar de que algo ha picado) sueñan y hacen soñar: un lago de hielo sobre el cual patinar, una cama movediza ideal para las acrobacias de los amantes, un día de pesca –que tanto le gustaba a Chéjov– entre amigos, un paciente que va en busca de alivio para su garganta y termina convertido él mismo en un nudo imposible, todo eso y bastante más...

Bravo por el Teatro Sucre y su directora, ‘Donka’ quedará en la memoria de quienes la vean como un sueño memorable, uno para atesorar.

Detalles de la obra y la presentación

Esta noche se presenta ‘Donka’ en el Teatro  Nacional  Sucre, a las 19:00. Las entradas cuestan USD 20, 40 y 50.

Es una producción de la Compañía Finzi Pasta y el Festival Internacional de Teatro Chéjov, en homenaje al escritor.

Finzi se inspiró en los escritos y el diario de Chéjov para poner imágenes a algunas de sus notas y de lo no dicho...

Daniele Finzi, el creador de la obra, también ha hecho espectáculos para el Cirque Éloize y el Cirque du Soleil.

Tags
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)