23 de May de 2011 00:03

Los días del año se cuentan con arte

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

'Ejercicios corporales para todo el año' es una muestra y un calendario. Es también parte de las actividades previas a la Bienal Internacional de Cuenca.

Según Hernán Pacurucu, el curador, la propuesta nació para relacionar al arte contemporáneo con los públicos, de ahí la idea del calendario (“un espacio de tiempo, funcional y estético”). Un calendario que propone utilizar el cuerpo en la imagen para generar discursos críticos. Para ello se invitó a 13 artistas: Gabriela Andrade, Valeria Andrade, Miguel Alvear, Saskia Calderón, Gabriela Chérrez, Fernando Falcón, Valeria León, Daniela Miranda, María José Machado, Larissa Marangoni, Sara Roitman, Paúl Rosero y Adrián Washco.

Así, en la sala Proceso, de la CCE-Azuay, los asistentes no están interesados en ver las fechas sino la propuesta artística de cada mes. En la portada de este calendario va un hombre musculoso y fuerte en medio de las llamas... es Pacurucu. Su obra titulada Dark Kurator representa el poder que cree tener el curador.

El cuencano Adrián Washco, en enero, reflexiona sobre el ser humano como un documento, identificado por fecha de nacimiento y número de cédula. En febrero, Marangoni intentó visualizarse en el tiempo que está viviendo. Para ello una foto de 1938, de su abuela Gema, armó su propuesta. Falcón, a través de imágenes de su ADN, hizo una composición para marzo. León y Miranda trabajaron el tema de los roles del hombre y la mujer. Ellas, en abril, juegan con el erotismo y la inocencia, en Men-Tira.

Rómpela es el título de mayo, una piñata en el cuerpo de la quiteña Saskia Calderón apunta a una crítica ante la mujer como un juguete sexual. Además, León busca comunicar no solo a un público elitista sino a los diversos espacios que llegará el calendario.

Para junio, las cabezas de María José Machado y Blasco Moscoso están unidas por una trenza en sus cabellos. Machado representa la tolerancia y la relación de pareja a través de esta imagen.

Sara Roitman presenta, en julio, Bienvenidos a mis 15 años. Ella luce un vestido de quinceañera, un ramo y una muñeca. Para el artista Franklin Naula, atraído por esta obra, destacó el manejo de las tradiciones y los conceptos preestablecidos que el ser humano se cierra a cambiarlos. Otro de los asistentes a la muestra fue el ceramista Eduardo Vega, quien sostuvo que es una muestra simpática que reúne humor y arte, pues “cada artista muestra su creatividad y sorprende a los espectadores”.

Agosto es el mes que simboliza Gabriela Andrade. Su fotografía se titula El beso; allí dos mujeres con los ojos cerrados sugieren más que un contacto afectivo, para la artista es la autoestima que tiene cada individuo. El tema de septiembre es la intimidad y lo representó Gabriela Chérrez en clave de cómic. Mientras que en octubre, la Virgen del Panecillo observa a una superheroína en la piel de Valeria Andrade.

Rosero está en noviembre. Él ambientó una sala confortable y allí limpia el polvo. El artista juega al doble sentido, pues alude a la connotación que encierra el nombre de su obra: Polvo. Para finalizar el año, en diciembre Miguel Alvear lleva en su cuerpo desnudo elementos de la Amazonía, para dialogar sobre lo que representa la identidad de un pueblo.

A criterio de Carlos Rojas, coordinador artístico de la Bienal de Cuenca, los artistas realizaron una interrogante a la vida cotidiana según el calendario. “Lo que se quiere es romper esa idea lineal que se tiene del tiempo”.

Tags
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)