30 de June de 2011 00:01

De amores obsesivos, pueblos perdidos y sopores

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Suma de letras, sello que ha publicado a autoras como Laura Esquivel, Elizabeth Gilbert o Lucía Etxebarría, presenta su primera edición ecuatoriana con ‘Si tú mueres primero’, de Aminta Buenaño.

‘Si tú mueres primero’ es la primera novela de Buenaño, quien ya ha publicado cuentos y textos de periodismo literario. Es su primera novela, y se nota que aún le falta para alcanzar esa prosa de largo aliento; la concatenación de acontecimientos se asimila más a un compendio de relatos breves con personajes compartidos que al desarrollo de una novela. Hay una fragmentación en el discurso que contrario a una experimentación deja intenciones sueltas y pasajes aislados, algunos con resoluciones tan abruptas que dificultan la continuidad.

La obsesión de una mujer por llegar al mar, para cumplir un homenaje a su esposo muerto y a la vez redimirse de todos los malos ratos que le hizo pasar en vida, se convierte en el motivante y mayor conflicto de la trama.

En ‘Si tú mueres primero’, a ese conflicto principal se suman las intrigas y las vidas secretas que llevan el resto de personajes; son tantos nombres que a la larga se imposibilita una profunda construcción sicológica o se diluyen tras páginas de lectura: sus presencias quedan en la anécdota.

La Real Ciudad de la Caridad es el lugar que Buenaño ha creado para su historia; esa creación se empecina en juntarse a esa estirpe de ciudades ficticias que, en Latinoamérica, se conforma por Comala, Macondo o la Santa María onettiana; pero su búsqueda no pasa de la obstinación.

Al acercarse a un pueblo perdido de la Costa y escudriñar en las vidas privadas de su gente, la novela de Buenaño se asimila, por lo menos en intención, a lo que hicieron los escritores de los años 30. Salvo la asimilación del lenguaje de los personajes, aquí hay esa especie de realismo mágico que se consigue desde la puesta en escena de leyendas rurales, criaturas, aparecidos y espantos.

En la novela se nota una preocupación por exponer tradiciones y costumbres de zonas aisladas, por rescatar una especie de memoria colectiva, pero en esa línea ‘Si tú mueres primero’ llega a un localismo, que puede ser visto desde el folclor o el exotismo.

[[OBJECT]]

El universo femenino de esas gentes es el más explorado y, por ello, la ginocrítica tiene en ‘Si tú mueres primero’ un buen papel para sus estudios. Es la mujer, sus angustias, miedos y deseos frustrados, la que protagoniza el texto, tanto así que en la historia los hombres se presentan con características de inutilidad, ancianidad, brutalidad... y aquel que tiene mayor presencia es justamente el más femenino de todos.

Esa lujuria, ese libertinaje que los hombres pueden mostrar más allá de sus complejos es justamente lo que, a la inversa, causa las angustias en las mujeres, reprimidas por la tradición, la religiosidad, el ambiente. Entre las mayores angustias de esas mujeres están las del amor. Así, el erotismo se muestra en múltiples pasajes del texto de Buenaño; la carne como algo deseable se pinta desde imágenes de liberación, en ocasiones muy edulcoradas.

Junto al amor, el viaje es también el tema de la novela. Se trata de un viaje previsto pero no realizado; la espera por salir de ese claustro, que termina siendo el pueblo para las mujeres y los ancianos, se resuelve con un viaje mayor: el de la muerte.

Sí, el pueblo parece suspendido en el tiempo y la ambientación es lo más acertado de ‘Si tú mueres primero’; algo estará en la Real Ciudad de la Caridad, de Santa Lucía (lugar de origen de Buenaño) o de Montecristi.

Pero ese letargo de la historia se puede palpar también en la lectura de ‘Si tú mueres primero’, de esas imágenes que juegan con el paisaje, con su sopor, con sus olores y sabores tan empalagosos como esos amores obsesivos...

La ficha técnica

Título: 'Si tú mueres primero'

Autora: Aminta Buenaño

En 218 páginas y 48 capítulos, la escritora narra una promesa de amor e intrigas familiares, que se pintan con los paisajes y las costumbres de la ruralidad de la Costa ecuatoriana.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)