10 de November de 2011 00:02

La ciudad se hace imagen y palabra

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La casa es de estilo neocolonial, La Mariscal es su vecindario y el ritmo de Quito se extiende a su alrededor. Pero la ciudad también se habita, se condensa y se expresa puertas adentro, en el Centro Cultural Benjamín Carrión. Este espacio siempre ha estado hermanado con la vida de la urbe y por estos días lo está mucho más.

En sus salas y patios se exhibe la obra de artistas visuales y de escritores que se dieron a la tarea de crear en torno a sus reflexiones y relaciones con la ciudad, a repensar o construir imaginarios. Así en el I Encuentro de Creadores Visiones Urbanas 2011 se incluyen las pinturas, instalaciones y fotografías de Nela Meriguet, Pilar Bustos, Luigi Stornaiolo, Marcia Vásconez, Antonio Romoleroux, Sara Palacios, Vinicio Vallejos, Dolores Andrade, Cristian Intriago, Edward Cooper, Rosy Revelo, el Colegio de Artistas Profesionales de Pichincha y Colectivo Articultor.

[[OBJECT]]

Y esas visualidades comparten muros y lecturas con los escritos de Abdón Ubidia, Alexis Naranjo, Raúl Pérez Torres, Huilo Ruales, Gabriela Alemán, Roy Sigüen-za, Adolfo Macías, Luis Carlos Mussó, Solange Rodríguez, Yanko Molina, Juan José Rodríguez, Paúl Puma, Silvia Stornaiolo, Andrés Villalba y Ángeles Martínez.

Rosy Revelo, directora del Centro, explica que el encuentro surgió de unos diálogos que abordaron lo urbano y la presentación de Quito, como Capital Americana de la Cultura. Los participantes dieron cuenta de las manifestaciones y de las tensiones de la ciudad en sus propuestas. Y, si bien Quito se presta para la cita por la diversidad en su gente y su paisaje (entre el concreto y la floresta, entre la metrópolis y la villa), para no centrar la reflexión en la capital se invitó a creadores de Guayaquil, Cuenca, Ambato, Portovelo...

Pensar la ciudad -dice Revelo- remite a la reutilización de la basura, a los personajes del semáforo, al ruido, al trabajo con la comunidad, a los procesos de desarrollo y a las dinámicas de la urbe... Todo eso se trabajó desde la estética y resultó en un diálogo de generaciones, de perspectivas, de estilos de expresarse...

Así, dentro de esa casa neocolonial está el grafiti del artista de la calle, el aliento del dragón del semáforo, el último ‘plazuela’, el amor, el juego, la religión, la tecnología, la violencia, el borde... Están esas voces que gritan antes de desaparecer, los santos que se pierden tras montañas de dinero y el acrílico que riega sobre el lienzo el licor y la lujuria de la noche. Están las visiones urbanas, ya en multicolores piezas de arte, ya en relatos y poemas. Están esas escenas breves de la vida cotidiana, que pronto se hacen memoria.


Algunos de los textos expuestos sobre Quito, Guayaquil y Cuenca

Andrés Villalba
Calina o  Kill Gil  I
La ciudad vista desde un décimo piso es un cuervo moribundo que se obstina en nacer a diario, y ya no le dejan. Pero existe el barrio La Floresta a las nueve de la noche con el casco fortificado del celaje y su sosiego:  la lluvia, la extrema neblina, la lluvia, las gotas en mi bolsillo, gotas que me ligan a lo insobornable del asombro embebecimiento...

Gabriela Alemán
(Sin título)
Está sentado en una de las cuatro bancas que se encuentran alrededor de la estatua  de García Moreno en el parque que media la Basílica con la calle Vargas en el centro de la capital.  Lleva tres horas esperando la llamada de Salem, mientras lo hace mira a la gente que va y viene sin parar y piensa en  hormigas. Chupa con parsimonia los mangos...

Luis Carlos  Mussó
Traza de ciudad
Esta ciudad  soy. Una mentira que avanza caminando sobre los renglones del
cableado  telefónico. Esta ciudad soy: un proyecto de arquitectos borrachos / un diseño urbano hecho para re-escribir /se.
En el agua turbia del poema, pare la ciudad. En ese espejo de tinta tan negro que todo lo  hace ver / que todo  lo hace tocar...

Ma. Ángeles Martínez
Cuna aquí
llanura cuchillo
todos mis dolores
y risas
estas calles adoquinadas /
me vieron perder
la cabeza

murmullos
abrazada
por montañas
es más fácil dormir
incluso contigo
imagina el cielo
a 3 550 metros altura

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)