21 de November de 2011 00:01

Cecilia Ansaldo, la antóloga de la selección porteña de las letras

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La crítica literaria guayaquileña Cecilia Ansaldo acaba de publicar una antología de cuentos de autores guayaquileños. La entrevistamos.

¿Se trata de cuentos escritos por guayaquileños pero no necesariamente sobre Guayaquil?

Exactamente. Esa es la impronta que los caracteriza. A partir de ese criterio que (Leonardo) Valencia llama ‘El síndrome de Falcón’ (la defensa al derecho que posee un autor a negarse a escribir sobre su patria). El mismo Valencia, en esta antología, tiene un cuento que transcurre en Roma.

¿Es muy pesada la bandera guayaquileña que tienen que cargar sobre sus hombros estos escritores de Guayaquil?

Yo creo que ya se superó esa herencia que tanto pesó en la generación del 30, la del realismo, la de los sellos de nacionalidad. Los narradores de hoy se sienten completamente libres para escribir lo que sus ficciones quieran abordar. Y precisamente eso muestran los cuentos de Miguel Antonio Chávez y de Eduardo Varas, que son representantes de esta última década e incluyo en ‘Cuentos de Guayaquil’.

[[OBJECT]]

¿Uno se gana enemigos al dejar a escritores fuera?

Talvez no enemigos, pero sí resentimientos. Se gana opiniones descalificadoras simplemente porque uno está y otro no está. Pero ese es nuestro mundillo, esas son las reacciones emocionales.

Existe, entre los autores de este libro, una brecha generacional inmensa de hasta 80 años. El difunto José de la Cuadra (el mayor de la selección), fácil, hubiese podido ser el bisabuelo de María Auxiliadora Balladares (con 31 años). ¿Cuáles fueron los parámetros para escogerlos?

Estaba haciendo un panorama. Esta es una antología panorámica, en realidad. No estaba buscando un rasgo en común. Quería que sean narradores del siglo XX y que lleguen a nuestros días. Entonces, me di cuenta que, por nacimiento, cubrían 80 años.

¿Qué objetivo cumplen las antologías?

Las antologías son libros enormemente ahorradores de tiempo para gente interesada en encontrar huellas significativas de un tiempo. Son libros que le dan el trabajo hecho al lector. Le dicen: “Lea esto y encuentre qué le gusta”. Son libros que nos permiten leer textos inconseguibles. Hoy por hoy, leer a Walter Bellolio (consta en la antología) es dificilísimo. En ‘Cuentos de Guayaquil’ participa con un cuento simpático, humorístico, que -como escribí en el prólogo- adelanta el gran tema que es la ciudad, los problemas de la urbe. Y eso que es un cuento de los años 50.

¿De qué salud gozan, actualmente, las antologías?

Yo creo que este es el momento de las antologías, precisamente, porque hay tantos autores que nadie puede leerlos a todos. Esta opinión me lanzará más internacionalmente: tú dices, ¿y cómo estará la cuentística latinoamericana de los últimos 30 años? Una antología contesta esa pregunta.

En este libro consta Joaquín Gallegos Lara, autor de la novela ‘Las cruces sobre el agua’. ¿Considera a esa obra la novela de Guayaquil?

Es una novela enormemente significativa para Guayaquil. Pero, en la medida en que Guayaquil es un ente tan vivo, como tú y yo y, por lo tanto, tan cambiante, tan evolucionante, tan multifacético, no puede haber un libro que la contenga toda.

HOJA DE VIDA

Cecilia Ansaldo

Su experiencia. Crítica literaria, antóloga y catedrática universitaria.

Su punto de vista. Las antologías son libros enormemente ahorradores de tiempo para gente interesada en encontrar huellas significativas de un tiempo, asegura Ansaldo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)