21 de December de 2011 00:17

El castellano perdió a Carlos Joaquín Córdova

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

‘En 1998 me fui a Madrid y logré que ingresaran más de 400 ecuatorianismos al Diccionario de la Real Academia (DRAE). Había llevado 1 000. No me aceptaron los otros 600 no porque no valían sino porque la cuota para el Ecuador era de 400 y un poco más de vocablos”, contaba en una entrevista, en el 2008, el lexicógrafo y lingüista Carlos Joaquín Córdova, quien falleció la noche del lunes pasado.

Por su trabajo, el erudito nacido en Cuenca, en 1914, se consagró como uno de los hitos significativos en la nómina de los académicos de la lengua. Su obra reúne estudios lingüísticos y memorias, entre los que están ‘El habla del Ecuador. Diccionario de ecuatorianismos’ (1995, con varias reediciones) y ‘Un millar de anglicismos’ (1991).

Para Jorge Salvador Lara, director de la Academia Ecuatoriana de la Lengua, el deceso de Córdova es una pérdida muy sensible para el Ecuador: “Fue el más eminente lexicógrafo del país, motivo por el cual fue miembro de número y director de nuestra Academia”. Fue además –dice Salvador Lara– un gran defensor de la pureza del idioma castellano.

Según Salvador Lara, el trabajo más trascendente de Córdova es la lexicografía ecuatoriana en tres volúmenes, “una obra extraordinaria que le significó años de trabajo”. Mientras que en el plano personal lo recuerda como “un caballero a carta cabal, incapaz de ofender a nadie”.

Asimismo, Susana Cordero de Espinosa, catedrática y miembro de la Academia Ecuatoriana de la Lengua, lo recuerda con enorme cariño. “Fue un hombre eminente, que hizo muchísimo por el idioma español. A él le debemos el único Diccionario de Ecuatorianismos. Además era un hombre humanamente generoso, abierto e inteligente; una de las pocas personas que no se mareaba con el poder”, señala.

Ayer, se ofició su sepelio en el camposanto Monteolivo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (1)