21 de September de 2012 00:04

Caparrós: No se puede escribir sin haber leído

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Martín Caparrós, el escritor y periodista argentino que ganó un premio Rey de España; el que se pasea por el mundo para contarlo y para hablar, por ejemplo, del cambio climático, y ahora del hambre; el que escribe crónicas deliciosas, como pocos... El mismísimo Martín Caparrós está en Quito desde el domingo pasado, gracias a que la Universidad de las Américas lo trajo para que dé una clase en su maestría de periodismo, y nos concedió unos minutos para hablar sobre periodismo narrativo.

¿Se puede aprender a hacer periodismo narrativo?

Sí, de hecho nadie puede hacerlo sin haber aprendido a hacerlo. Pero yo creo que tiene más que ver con haber leído mucho, mucho y tener ganas de encontrar buenas historias que contar.

¿No tiene que ver más con un don que tienen algunos?

No, lo que supongo es que cada cual puede ejercer ese trabajo según sus particularidades. Algunos serán mejores viendo detalles, otros averiguando cosas, o conversando con la gente… las habilidades dependen de cada cual, pero la base es sobre todo leer. Cada vez me sorprende más cómo hay gente que quiere escribir sin haber leído, es como si quisieras tocar la guitarra sin haber escuchado nunca una canción.

¿Exactamente qué es el periodismo narrativo?

Muy en síntesis es querer hacer buenos relatos con la realidad. No solo dejar constancia de lo que uno sabe sino hacer con eso relatos que sean atractivos. La mejor prueba de que una crónica es buena la tengo, como lector, cuando descubro que ya llevo 15 minutos leyendo sobre algo que no me interesa para nada.

Ahí se derrumba la creencia generalizada de que la gente ya no lee...

No entiendo esta especie de delirio de los editores que creen que los lectores no leen. Si los lectores no leen, no son lectores, por lo tanto no tienen para quién hacer su trabajo. Tengan más confianza en la gente, no la menosprecien, denle lo mejor y no un producto aminorado porque supuestamente no lo van a entender.

¿En periodismo hay terrenos vedados a la narración?

Uno cree esas cosas hasta que alguien te demuestra que estás equivocado. Solía pensar eso respecto al periodismo económico que me parecía difícil de contar bien, porque tiene mucha cifra, pero libros como ‘Freakonomics’ fueron la revelación de que se pueden contar buenas historias haciéndote entender aspectos de la economía.

Se ha referido a la crónica como una entelequia de la que todos hablan, pero que se ve escasamente…

Hablamos mucho de la crónica porque tiene un gran éxito de público y crítica y cada vez más hay trabajos universitarios, encuentros, celebraciones mutuas y demás. Lo que no hay es espacio en los medios, eso sigue siendo igual. Yo le decía hace poco a un periodista chileno que me entrevistaba por una antología de crónica que era mucho más probable que su editor le diera 15 000 caracteres para un artículo sobre lo importante que era la crónica, a que le diera 15 000 caracteres para una crónica. Esa es la síntesis de la situación actual del género.

Si no es en los medios tradicionales, ¿dónde se encuentran las crónicas ahora?

Quedan todavía esas dos o tres revistas que desde hace 10 años vienen peleando con eso, que son Gatopardo, Etiqueta Negra y alguna más. Hay ahora nuevos espacios en Internet que son interesantes, uno que me gusta mucho es Amphibia. Y si no, las podemos encontrar en los libros que son el lugar donde se viene refugiando el buen periodismo narrativo desde hace muchos años.

Eso quiere decir que la crónica no da para vivir…

Bueno, sí te pagan en algunos sitios; pero para buena parte de la gente escribir crónica es un lujo o un vicio, porque es algo que deben hacer además de su trabajo.

¿Son tiempos duros para el periodismo en la región?

Mi primera reacción ante esta pregunta siempre es recordar a Borges que decía: “Le tocaron, como a todos los hombres, tiempos duros en que vivir”. Siempre todos tenemos la sensación de que vivimos tiempos duros. Pero lo comparamos con qué, ¿con el estado ideal en el que nunca estuvimos?, ¿o con la época en la que, por lo menos en mi país, a los periodistas no los censuraban ni atacaban, pero los mataban? Los tiempos duros son casi todos y Borges sigue teniendo razón.

HOJA DE VIDA

Martín Caparrós
Escritor y periodista, merecedor de varios reconocimientos internacionales y autor de algunos libros, entre novela, ensayo y periodismo. Nació en Argentina.     Actualmente  escribe  un libro que trata sobre el hambre en el mundo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)