4 de December de 2011 00:01

‘Adaptamos microcuentos publicados en Twitter a cortometrajes o audios’

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Los hidrantes son esos postes rojos, pequeños, chatos, que asoman en las esquinas de cualquier ciudad del mundo y que sirven para que los bomberos puedan adaptar sus mangueras y, así, nutrirse de agua en caso de incendios.

Este proyecto creativo se llama Hidrante Verde. ‘Hidrante’, porque sus cortometrajes y audios, al igual que las mangueras de los bomberos, también necesitan nutrirse de algo: de microcuentos, en este caso. Y ‘verde’ porque a la mente siempre inquieta de Guido Bajaña, uno de los mentalizadores, se le ocurrió la bizarra idea de que las ciudades no deberían tener hidrantes rojos, sino verdes porque “son más llamativos”.

Como sabe que nadie le hará caso, que ningún Alcalde escuchará su pedido de colocar hidrantes verdes en las calles, se desquitó, por lo menos, plantándole ese color al nombre de su proyecto de clase. “Fue para la materia de Periodismo Multimedia, con la profesora Andrea Ocaña. Le pregunté a Guido: ‘Oye, ¿y si hacemos adaptaciones de microcuentos?’”, recuerda Jéssica Zambrano, la otra integrante del dúo, alumnos de Comunicación Social de la Universidad Católica de Guayaquil.

Literatura y brevedad, esas fueron las premisas. “Tenemos una especial afición por la literatura, pero, sobre todo, por la brevedad. ¡Imagínate algo que puedas construir en tan pocos caracteres (140) y, de una, llevarlo a lo audiovisual!”, fantasea Bajaña, consciente de que ya lo hicieron real.

Desde que lanzaron la convocatoria, el pasado 8 de noviembre por Facebook y Twitter, hasta la fecha, han recibido casi 100 microcuentos, incluso de autores de patrias lejanas. Todos los domingos, a las 20:00, estrenan un nuevo corto o audio adaptado en el espacio web del equipo (http://hidranteverde.tumblr.com/).

Ya van ocho adaptaciones. El primer microcuento fue el de Leira Araujo, actriz y guionista ‘freelance’. Su historia tiene como protagonista a una mujer que narra el instante en que su esposo llega llorando donde ella. “No tuve otra opción que romper ese espejo”, concluye el diminuto relato y, en la adaptación libre, ese final fue reemplazado por un disparo letal de la mujer a su esposo.

“Las adaptaciones no siguen exactamente los mismos parámetros del texto. El microcuento tiene la función de aludir a algo. Entonces, como alude a algo, se nos pueden venir muchas cosas a la mente. La adaptación la hacemos según la lectura del microcuento”, dice Zambrano (21 años).

En el caso del microcuento de Araujo, el espejo fue tomado como simbolismo del marido. Y, por eso, se decidió dispararle a este último personaje del cuento.

Hasta ahora, todos los autores de las pequeñas historias han quedado satisfechos. “Les mandamos, un día antes del estreno, el resultado. Y cuando lo ven y dicen ‘Qué bacán’, respiramos tranquilos”, confiesa Bajaña, de 20 años.

Adaptar los microcuentos de máximo 140 caracteres implica dos horas de rodaje. Luego, editan ese largo material para obtener un trabajo audiovisual que dura entre 1 y 3 minutos. Dos días más demoran en la edición. El guión lo elaboran en tres partes: antes, durante y después del rodaje, inclusive, pues está sujeto a cambios.

Con dos portátiles Mac editan, y con una cámara Nikon D5100 con micrófono graban; consiguen locaciones gratuitas y la utilería que hay a la mano. Con sus actores y actrices que, en realidad, solo son sus amigos que juegan a actuar seguirán, cada domingo, estrenando un nuevo microcuento de la lista que ya han recibido y sueñan llevar a la pantalla.

Otras metas

Hidrante Verde  planea en enero adaptar las letras de las canciones del grupo de rock guayaquileño Niñosaurios y no descarta hacer lo mismo con más bandas musicales.

Acaba de  establecer un acuerdo para que sus adaptaciones, dentro de poco, sean exhibidas en el MAAC Cine de Guayaquil (sala administrada por el Ocho y Medio) antes de  cada película de cartelera.

Tags
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)