17 de April de 2010 00:00

Las academias abren espacio a los músicos aficionados

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Espectáculo

Musicarte es una alternativa en el sur

Las aulas de Musicarte, en la Villa Flora, lucen llenas en las tardes. Niños, jóvenes y adultos llegan ahí tres veces por semana para aprender canto, violín, piano, guitarra acústica, eléctrica, bajo, requinto...

Su director, Víctor Hugo Pacheco, está contento por el crecimiento de la escuela que abrió hace nueve años. “Ofrecemos formación artística no profesional. No somos un conservatorio, pero enseñamos con mucho rigor”.

16 maestros, muchos graduados del Conservatorio Nacional, dan clases en esta institución que maneja un costo módico. La idea es dar cabida a músicos de espíritu sin importar su capacidad adquisitiva.

Entre los alumnos de canto está Xavier Sánchez, de 15 años. Su papá, Freddy, se dedica a la música y Xavier dice que heredó esa pasión. Le gusta recibir clases aquí porque “tiene un ambiente agradable y se puede aprender mucho”.

Uno de sus profesores es Rolando Cabrera. “Aquí es más concreto que en un conservatorio. Vamos con los alumnos directo a la práctica”.

También dictan clases profesores ingleses. Nicholas Webb es uno de ellos. La ONG Latitud envía a voluntarios como él bajo la condición de que sus clases tengan el costo más bajo posible. Los alumnos pueden aprender a tocar saxo por USD 10 por mes.

Ars Nova, una academia familiar de música

El maestro Guillermo Robelly fundó en 1988 esta academia musical, donde su hijo, Andrés, aprendió a tocar la guitarra y otros instrumentos.

Ahora, él tiene 21 años y se unió a su padre para dar clases de música en la academia donde también María del Carmen García (esposa de Guillermo) imparte clases de piano. Los esposos Robelly estudiaron en el Conservatorio Nacional y son esos conocimientos los que han transmitido a sus alumnos durante estos años.

En Ars Nova se puede aprender a tocar guitarra o piano con un método sencillo. Incluso existe un programa de iniciación musical, encaminado a niños pequeños. Las clases son personalizadas y quien va a aprender allí no necesita llevar su instrumento. Ars Nova tiene disponibles sintetizadores y guitarras para los alumnos que van a sus clases.

García dice que su objetivo es dar un “curso práctico, orientado a quienes quieren formar grupos o, simplemente, aprender. Enseñamos con partituras, hay exigencia, vamos paso a paso”. Como otras academias, Ars Nova no forma músicos profesionales, pero da al aficionado la alegría de tocar un instrumento como una satisfacción personal.

Aficionados de todas las edades, en Music Hobby

“Hay cosas muy interesantes de la batería. Yo no sabía que se podía tocar una batería con seis platos, ni que se podía tocar tantas cosas como las que estoy aprendiendo”, dice Mateo Useche. Es un niño de 8 años que desde hace año y medio aprende batería con el profesor Gabriel Buenaño.

Mateo no puede tener una batería en su casa, porque vive en un departamento y a sus vecinos les molestaría el ruido, por eso se siente feliz siempre que va a sus clases en este sitio.

Buenaño sonríe al escuchar al niño. Hace 20 años abrió esta escuela, con clases de guitarra en distintos estilos. Ahora son seis los profesores que enseñan piano, órgano, bajo, batería, violín y guitarra.

Una de las profesoras es Olga Rico, quien da clases de guitarra y lo hace con gusto. “No hay alumnos malos sino profesores sin paciencia. Puedes ser el mejor músico del mundo, pero si no tienes carisma, nadie aprenderá contigo”.

Quizás eso permite que la niña Emily Arévalo vaya contenta dos veces por semana a aprender guitarra con Juan Carlos Estrada. Él le tiene mucha paciencia y cariño. “Es que esta niña es muy bizcocha”, dice con su acento colombiano, y ella sonríe. Guarda con cuidado una miniguitarra eléctrica en el estuche y saluda a su mamá, Verónica Recalde, quien sale orgullosa de la mano de su pequeña guitarrista. 



Musicarte

Dirección: Díaz de Pineda Oe1-242 y Pedro de Alfaro.

Horarios: Lunes a viernes: 09:00 a 13:00 y 14:30 a 19:00. Sábados: de 08:00 a 14:00.

Costo: USD 29 mensual y 15 de inscripción.

Informes: 265 1839.

Ars Nova

Direc.: América N34-274 y Aberlardo Moncayo.

Horarios: Lunes a jueves. 09:00 a 12:00 y 13:00 a 19:00. Sábados: 08:00 a 12:00.

Costo: USD 60 mensuales y 25 de matrícula.

Informes: 245 9861.

Music Hobby Fussion

Dirección: 6 de Diciembre N32-623 y Bosano.

Horarios: De lunes a viernes: 09:00 a 13:00 y 15:00 a 20:00. Sábados 09:00 a 13:00.

Costo: USD 60 mensuales y 30 de inscripción.

Informes: 224 2633.

 

Otros sitios

Art Class está en la Pinzón N26-211 y Orellana, tras el Multicentro. Para información, contactar al 252 5199, al 09 706 8728 o al e-mail robertovelasco68@yahoo.com.ar

La Asociación Musical Suzuki está en la Isla Santa Fe N43-154 y Río Coca. Para datos llamar al 227 1011 o al

09 748 8 657 o escribir a eu.aizagasuzuki@hotmail.com.

La Academia de Música Vivaldi está en la Vaca de Castro y Machala. Es representante para Ecuador de Yamaha Music School. Para más información: 253 5117 o

vivaldi@andinanet.net.

La academia Antonio Vivaldi está en la 8ª transversal 177 y av Ilaló (sector El Triángulo). Para más información llamar al 09 993 9328, 234 3767 o escribiendo a erobinpan@yahoo.com.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)