6 de January de 2011 00:00

823 108 bienes culturales pasaron del Banco Central al Ministerio

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Con un estrechón de manos entre la ministra de Cultura, Érika Sylva, y Diego Borja, presidente del Directorio del Banco Central del Ecuador(BCE), el 14 de octubre del 2010 se oficializó de manera simbólica el traspaso de bienes de la entidad financiera a la cultural.El 5 de octubre del 2010 venció el plazo, pues se cumplió un año de la publicación en el registro oficial de la Ley Reformatoria a la Ley de Régimen Monetario y Banco de Estado; que en su cuarta disposición señala que las competencias culturales del BCE serán asumidas por el Ministerio.

Para que el traspaso se hiciera efectivo se acordó la conformación de una comisión técnica interinstitucional, con Marisela Rivera, viceministra, y Fernando Salazar, del BCE, a la cabeza. Su labor fue organizar el modelo del proceso, hacer una hoja de ruta, visitar las zonas culturales contempladas en el trámite, acercarse a los empleados y observar las contrataciones necesarias y los convenios respectivos.

Hasta el momento - según el Ministerio- se ha cumplido con el 95% de las actividades previstas. Ello porque las piezas culturales están en un proceso de verificación por parte del Instituto Nacional de Patrimonio Cultural (INPC), que en diciembre cumplió su primera fase. El procedimiento, a cumplirse en marzo del 2011, contempla la verificación de 588 512 piezas arqueológicas, etnográficas, coloniales, republicanas y de arte contemporáneo y 215 406 libros y ‘souvenirs’. Además, el traspaso está pendiente por cuestiones administrativas: inscripciones en el Registro de la Propiedad o la firma de minutas.

El proceso también conlleva el traspaso de 21 bienes inmuebles y 19 169 muebles distribuidos en las tres direcciones regionales (Quito, Guayaquil y Cuenca) que administran 18 áreas en diferentes provincias. Los bienes no se trasladarán, sino que permanecerán en sus respectivos museos.

167 empleados fueron transferidos del BCE al Ministerio; 97 con nombramiento, el resto con contrato a plazo fijo y de servicios ocasionales. A ellos se suman siete nuevos contratos, incluyendo el de Tatiana Sánchez, principal de la Subsecretaría de Gestión Cultural, organismo creado para asumir las funciones de la ex Área Cultural del BCE.

La ex directora Regional de Guayaquil, Amelia Sánchez, dijo que entre los empleados de la entidad aún se vive en un limbo. “Es como si el Ministerio no sabría qué hacer. Durante la gestión de Ramiro Noriega hubo un contacto. Pero con la ministra Sylva, no”. Para ella, el problema se debe a la falta de comunicación entre ellos y los directivos del Ministerio.

Rivera desmiente que haya falta de comunicación, pues se hicieron talleres con los funcionarios para que sepan el estado del traspaso. “Nosotros entendemos que lo más sensible de este proceso es el ser humano. Tomamos en cuenta la experiencia del BCE en gestión cultural y por ello hemos mantenido a todos los empleados de esa entidad”, enfatizó.

En ese sentido, Sylva agrega que el proceso sí implicó acercarse a los empleados y “vencer las resistencias que genera todo cambio”, pues se trata de “un grupo de funcionarios identificados con una institución emblemática y con décadas de experiencia”. Esa experiencia es de suma importancia para el Ministerio: “sabemos que los 167 funcionarios constituyen un acervo de conocimientos y una solvencia técnica, que los convierte en recursos humanos fundamentales”.

El convenio de cooperación firmado con el INPC, para la verificación de autenticidad y estado de las piezas, costó USD 1 280 000. Según Marisela Rivera este es el único gasto en el proceso de traspaso. Además, señala que para el año entrante el presupuesto asignado a la naciente Subsecretaría de Gestión Cultural es de USD 2 millones para la inversión en proyectos y de USD 9,5 millones para gasto corriente y adquisición de seguros.

Otra cultura y una polémica

Desde que el traspaso se hizo efectivo, la nueva administración ya ha realizado actividades con los bienes. Por ejemplo, la Dirección de Guayaquil dio un informe de 19 exposiciones, seis talleres, 20 eventos culturales y un lanzamiento de libro. En Quito, de igual forma, se ha procedido con la apertura de museos y exposiciones para dar acceso al público. Ello aunque Sylva recalca que “el funcionamiento aún no se enmarca en nuestra visión”.

Esta visión esta alineada con los cinco ejes programáticos que hacen la política cultural del Ministerio: descolonización, derechos culturales, industria cultural, nueva identidad ecuatoriana y re-evolución (relación entre cultura y naturaleza). Además para el 2011, esperan tener una política nacional de museos.

De igual manera el traspaso no afectó al funcionamiento de los bienes en la Sierra centro del país, administrada por la regional Quito. Por ejemplo en el museo de Riobamba las vasijas y demás restos arqueológicos, así como las pinturas y esculturas de los siglos XVI y XVIII, permanecen en exposición. Estos ya fueron inventariados por el INPC. Con la verificación se determinó que los bienes de este centro estarían avaluados en USD 2 494 000.

Este museo funciona en la planta baja del edificio del Gobierno Provincial de Chimborazo. En casos como este, en que los bienes compartían su administración, eran entregados en comodato o concesión (caso MAAC Cine, por el Ocho y medio), la ministra Sylva señala que “todo eso está en proceso de arreglo a través de consultas legales, manteniendo una política de equilibrio y armonía” y que “se solucionará con el dictamen de Inmobiliar (empresa del Gobierno), que se encarga del tramite de los edificios”.

El Archivo Histórico del Guayas tiene tratamiento especial. Si bien el edificio es parte del traspaso, falta determinar qué pasa con el fondo documental que está ahí y que no era parte de la Dirección Cultural Regional del BCE, sino que era un comodato. El archivo está formado por tres fondos privados, que incluyen el de la Fundación Aspiazu y el del Patronato. Según la Viceministra, máximo hasta fin de este mes se decide qué ocurrirá con este fondo.

“Yo veo este traspaso con mucha preocupación”, indicó Freddy Olmedo, ex director Regional de Guayaquil (1999 – 2003). “Las instituciones no se las hace por decreto. Se construyen por procesos sociales hechos con tiempo”. Concluye que sin una estructura y un proyecto no se llega a ninguna parte en la actividad cultural.

Sin embargo la Ministra indica que el traspaso ya está incluido en el plan operativo del 2011 y en el proceso de rediseño institucional, el cual parte del mandato constitucional de crear un Sistema Nacional de Cultura.

“Hemos hallado 63 instituciones culturales en el país, cada cual opera de manera dispersa, lo cual ha caotizado la práctica cultural”, dice Sylva y frente a ello señala que el proyecto de Ley de las Culturas, en su informe de minoría, a discutirse en la Asamblea Nacional, propone el establecimiento de tres subsistemas: el de Espacio Intercultural, el de Creación y el de Memoria y Patrimonio, donde calará la nueva Subsecretaría de Gestión Cultural.

Listado de bienes inmuebles

1. Musicoteca

2. Biblioteca Cutural - Económica

3. Museo Nacional

4. Centro Cultural - Esmeraldas

5. Centro Cultural - Ibarra

6. Centro Cultural - Riobamba

7. Museo Camilo Egas

8. Archivo Histórico

9. Parque Arqueológico Rumipamba

10. Archivo Histórico del Guayas

11. Centro Cultural Libertador Simón Bolívar (ex MAAC)

12. Museo Los Amantes de Sumpa

13. Museo Nahim Isaías

14. Museo Centro Cultural de Manta

15. Museo de Bahía de Caráquez

16. Plaza de las Artes y Oficios, PAO

17. Museo de Portoviejo y Archivo Histórico

18. Museo 'Presley Norton'

19. Museo y Parque Arqueológico Pumapungo

20. Museo de Historia y Culturas Lojanas

21. Museo Etnográfico Nacional

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)