3 de April de 2012 00:04

19 latidos de la noche rusa, en la mirada de Mijail Vallejo

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Una bicicleta, una cámara soviética análoga, la oscuridad de las madrugadas y una idea fue todo lo que necesitó Mijail Vallejo (Riobamba, 1985) para armar ‘24 Horas’, una muestra compuesta por 19 fotos que dan cuenta de una forma de ver la vida y de vivir.

De mayo a julio del 2011, Vallejo recorrió de 00:00 a 06:00 las calles desiertas de los barrios de clase media de San Petersburgo (Rusia) en busca de las ‘larechki’, como llaman los rusos a las pequeñas tiendas de todo tipo. Con la austeridad que le permitían sus recursos (una cámara descontinuada, las 10 fotos que contenía cada rollo de formato 6x6) y la contundencia de un concepto se propuso escudriñar en una sociedad que sigue estando uniformada, ya no por las moles arquitectónicas o el secretismo comunistas, sino por una suerte de obsesión por el consumo... a todas horas.

Con ese aire nítido y desolador de los locales desiertos (¿qué florería o sauna puede tener clientela a las 03:00?) de los sitios pintados por el estadounidense Edward Hopper, las fotos de Vallejo también invitan al espectador a hacerse preguntas.

A las 00:17 quien visita la muestra comienza el recorrido -en sentido contrario al reloj- por ‘Casino’; luego, las horas y los pequeños y mustios locales de atención ininterrumpida -símbolo inequívoco del consumo frenético- se suceden indistintamente: 04:17, 03:15, 00:06... un ‘sexshop’, una licorería, una florería especializada en maridos fiesteros que llegan con un regalo/escudo a la casa o un puesto de venta de shawarma; también un sauna o un local de lavado “de lujo” (aunque no lo son, pero Vallejo cuenta que hay una especie de fijación lo que pueda parecer lujoso).

Sitios sin personalidad ni brillo, aunque estén rodeados de neón, los “paisajes sociales” de Vallejo están abiertos a quienes estén dispuestos a querer saber más, a mirar detrás de las fachadas.

Siempre bajo la premisa de Susan Sontag de hacer de la fotografía una invitación inagotable a la deducción y la especulación y nunca creer que quienes hacen fotos tengan respuestas ni puedan explicar algo. Un breve texto de Sontag precede a las 19 fotos que están en la Asociación Humboldt; la muestra estará abierta hasta el 28 de abril.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)