100 años de Octavio Paz, el escritor fundamental de México

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
AFP

México celebra mañana, lunes 31 de marzo, el primer centenario del nacimiento de Octavio Paz, su escritor más universal, coronando un vasto programa de homenajes a esta figura compleja y universal que dio al país su único premio Nobel de Literatura.

Traductor, editor de revistas imprescindibles, pero sobretodo ensayista y poeta, Octavio Paz fue autor de una obra inagotable y el gobierno mexicano aspira ahora a renovar el interés por su lectura, especialmente entre los jóvenes.

“La dimensión de Paz fue la de un hombre universal. Fue un puente entre culturas, que nos unió a Japón, a Francia, a Inglaterra... ”, describió  la novelista mexicana Elena Poniatowska, ganadora del premio Cervantes 2013.

Paz, fallecido en 1998, fue también un influyente personaje público cuyas posiciones políticas generaron controversia en parte de la izquierda mexicana, que lo veía demasiado cercano al PRI (Partido Revolucionario Institucional), hegemónico en México durante más de 70 años.

“Era una gran celebridad. Si venía el Papa o el presidente de Estados Unidos, Paz era el primer invitado. Era el intelectual que México presumía y enseñaba como las pirámides o la Virgen de Guadalupe”, recuerda Poniatowska, de 81 años.

Para el también novelista mexicano Álvaro Enrigue, la creencia de que Paz era un escritor de derecha es “injusta” y producto de la “radicalidad” de las izquierdas mexicana y latinoamericana en la década de los setenta, cuando el mexicano, como otros intelectuales, se distanció de la revolución cubana.

“Basta leer lo que escribió sobre el alzamiento zapatista en febrero de 1994 para darse cuenta de que murió siendo un hombre de izquierda”, señala Enrigue, reconocido con el premio Herralde 2013.

El autor recuerda que Paz plantó cara al PRI al dimitir como embajador en India en protesta por la matanza de estudiantes a manos de militares de 1968 en Ciudad de México.

Tras la renuncia, fundó revistas sobre artes y política, como Plural y Vuelta, que marcaron a una generación.

“Eran un escaparate de las ideas que estaban ardiendo en el mundo, en un momento en que México era muy provinciano y moralista”, recuerda Enrigue.

'El libro' de México

Octavio Paz nació el 31 de marzo de 1914 en Ciudad de México pero empezó a estudiar en Estados Unidos, donde su padre se trasladó como representante del líder revolucionario Emiliano Zapata.

Aunque a su regreso cursó Derecho, Paz empezó a escribir literatura desde muy joven por la influencia de su abuelo y su extensa biblioteca.

En 1945, Paz se incorporó al servicio diplomático mexicano y fue enviado a París, donde trabó amistad con André Breton y otros surrealistas y escribió 'El laberinto de la soledad '(1950) , su controvertido y esencial estudio de la identidad mexicana.

"Fue un libro definitorio para México porque lo primero que hacían los extranjeros e intelectuales que querían conocer el país era leerlo”, recuerda Poniatowska.

'El laberinto de la soledad' , de lectura obligatoria para los estudiantes mexicanos, es para otros un retrato reduccionista y anticuado del país.

“Todos los países tienen su libro, que dice cómo es un país y que fija estereotipos muy peligrosos”, señala Enrigue.

Más que por sus ideas, la lectura de este ensayo sigue impactando por la belleza extraordinaria de la pluma de Paz, señaló Enrigue.

“En Octavio Paz el vehículo de sus ideas no es el lenguaje sino la belleza del lenguaje. Lo que más me impresionó siempre fue lo que era capaz de hacer con el español”, sentencia.

El poder de Paz

Paz llegó a la cima de la literatura al obtener el premio Cervantes en 1981 y el Nobel en 1990.

Tan profunda era su erudición, su omnipresencia en toda clase de debates y la influencia acumulada que llegó a infundir temor entre los demás escritores mexicanos, que suspiraban por la aceptación de Paz al considerarla una suerte de consagración.

Con el tiempo la figura y las posiciones políticas de Paz se tornaron más cuestionadas en un México que se encaminaba al fin del régimen del PRI, que perdió la presidencia dos años después de su muerte.

“La generación anterior a la mía tuvo conflictos patricidas”, afirma la escritora mexicana Valeria Luiselli, de 30 años. “La mía creció en un México más democrático donde el bastión del poder literario no lo tenía una sola figura o un solo grupo” .

Con un retrato coral de Paz por una veintena de personalidades, México cerrará el lunes, 31 de marzo, su homenaje nacional a Paz, que incluyó nuevas reediciones, antologías y numerosos coloquios a los que asistieron otros cuatro ganadores del Nobel de Literatura.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)