23 de agosto de 2014 23:30

Los tejidos de Cuicuno definen un estilo

Produccion de fotos con la modelo Yasuni Chiriboga y disenos de Veronica Buitron. Carteras y otros accesorios son diseñados y elaborados usando textiles fabricados en telar tradicional por personas de Cuicuno, en la provincia de Cotopaxi. Foto: Maria Isab

Produccion de fotos con la modelo Yasuni Chiriboga y disenos de Veronica Buitron. Carteras y otros accesorios son diseñados y elaborados usando textiles fabricados en telar tradicional por personas de Cuicuno, en la provincia de Cotopaxi. Foto: Maria Isabel Valarezo / El Comercio.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 5
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 17
Contento 1
Redacción Espectáculos.  
(F - Contenido intercultural)

El algodón, la lana de alpaca y de oveja y otros elementos de la naturaleza se fusionan para elaborar bolsos y bufandas en Suspiro Taller. Verónica Buitrón, diseñadora de modas, empezó este proyecto hace dos años, mientras estudiaba Diseño de Objetos en School of Art Institute of Chicago.

“Ya es hora de que lo natural sea una tendencia”, dice Buitrón, quien también manifiesta que para el diseño de los bolsos no se inspiró en ninguna moda actual, sino que buscó crear bolsos “sencillos, no recargados, utilitarios y funcionales”.

Una decena de diseños de carteras y bolsos -todas amigables con el ambiente- se comercializan a través de la tienda virtual de Suspiro Taller, en la Renegade Craft Fair -una feria itinerante en EE.UU.- y en el Grand Bazar de Cumbayá. Los más vendidos, indica Buitrón, son las de estilo mensajero. Este último ha sido recomendado en The Garden Apt Blog, un sitio dedicado a la búsqueda de un estilo de vida sustentable.

“Los diseñadores de ahora tienen que pensar en los efectos ambientales y sociales de sus productos”, opina Buitrón, ya que eso es lo que se está imponiendo en los mercados a escala mundial, a través de iniciativas privadas y ferias como las mencionadas antes. La mayoría de clientes de Suspiro Taller son extranjeros, de acuerdo con la diseñadora.

Buitrón recibe constantemente comentarios de sus clientas. “Está muy bien confeccionado, las puntadas son limpias, el material es durable y el color es hermoso”, escribe Amanda en el sitio web de Suspiro Taller, y finaliza, “Estoy 100% satisfecha”.

Produccion de fotos con la modelo Yasuni Chiriboga y disenos de Veronica Buitron. Carteras y otros accesorios son diseñados y elaborados usando textiles fabricados en telar tradicional por personas de Cuicuno, en la provincia de Cotopaxi. Foto: Maria Isab

Produccion de fotos con la modelo Yasuni Chiriboga y disenos de Veronica Buitron. Foto: Maria Isabel Valarezo / El Comercio.

Los artículos de Suspiro Taller son hechos con materiales naturales y de forma artesanal, por lo tanto, tienen bajo impacto en el ambiente. Los forros de las bolsas son hechos con telas recicladas y las decoraciones varían entre borlas de lana, semillas de la Amazonía y tagua.

“Aplico esos materiales y esas técnicas a un bolso que sea actual, sin que se vea artesanal o folclórico”, dice Buitrón. Los bolsos de Suspiro Taller son casuales y contemporáneos, pues hay bolsos para ‘laptops’, iPads, bolsos grandes con bolsillos, bolsos de playa, entre otros.

La tela exterior de los bolsos es de lana hilada a mano y tejida en telar de madera por los artesanos de Cuicuno, comunidad de Cotopaxi. Se usan los tonos naturales del material y para tinturar se utilizan colorantes de origen vegetal.

Esta técnica la aprendieron recientemente gracias a un curso financiado por Kickstarter. Los tejedores de Cuicuno ahora ofrecen 26 tipos de telas, pues también aprendieron nuevos patrones de tejido. “Me parece que la tela de los tejedores de Cuicuno tiene un montón de potencial”, expresa la diseñadora.

Produccion de fotos con la modelo Yasuni Chiriboga y disenos de Veronica Buitron. Carteras y otros accesorios son diseñados y elaborados usando textiles fabricados en telar tradicional por personas de Cuicuno, en la provincia de Cotopaxi. Foto: Maria Isab

Produccion de fotos con la modelo Yasuni Chiriboga y disenos de Veronica Buitron. Foto: Maria Isabel Valarezo / El Comercio.

Verónica Buitrón paga USD 12 por cada metro de esta tela, pues uno de los objetivos de Suspiro Taller es promover el intercambio justo. Esto, comparado con USD 1,50 que reciben por cada vara -91 cm- de jerga, una tela que se usa para la fabricación de trapeadores, representa una revalorización del trabajo de los tejedores artesanales.

Los colores más populares durante los últimos meses fueron el naranja y el morado, expresa, pues el primero es un color de primavera-verano y el segundo se ha mantenido en boga desde hace unos cinco años. Además de estos colores intensos, los bolsos también vienen en colores neutros, “para gente que le gusta algo más sobrio”, dice.

Ahora, Verónica Buitrón y los tejedores de Cuicuno están trabajando en la creación de bufandas y en el futuro elaborarán una línea de carteras para hombre y una colección
para el hogar.

DISEÑOS

La modelo Yasuní Chiriboga luce -en los espacios del taller artesanal- los últimos diseños en bufandas y chales de Suspiro Taller, los que saldrán al mercado en los próximos meses.

PRODUCTOS

Para adquirir estos artículos puede visitar la web www.suspirotaller.com y seleccionar el enlace Visit Our Shop, que lo redirigirá a la tienda virtual Etsy. Las compras serán enviadas a su dirección.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)