7 de mayo de 2017 11:40

Los cuencanos veneran por seis días a la Virgen de El Cisne

Este domingo 7 de mayo del 2017 hubo más afluencia de devotos en la Catedral de la Inmaculada Concepción de Cuenca, por la presencia de la Virgen de El Cisne. Foto: Lineida Castillo/ EL COMERCIO

Este domingo 7 de mayo del 2017 hubo más afluencia de devotos en la Catedral de la Inmaculada Concepción de Cuenca, por la presencia de la Virgen de El Cisne. Foto: Lineida Castillo/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Lineida Castillo
(I)

Desde la tarde del viernes 5 de mayo del 2017, la venerada imagen de la Virgen de El Cisne es huésped especial de Cuenca. Tras una calurosa bienvenida de los devotos y una multitudinaria procesión, la imagen descansa en un altar de flores en la Catedral de la Inmaculada Concepción.

Ese día al aeropuerto Mariscal La Mar de la capital azuaya, en el sur del Ecuador, llegó a las 18:15 vistiendo el traje típico de la chola cuencana, y fue recibida por las principales autoridades eclesiásticas. A manera de un homenaje, la Corporación Aeroportuaria de Cuenca realizó una procesión a lo largo de la pista aérea.

En ese lugar, ‘la Churonita’, como le llaman de cariño los devotos, viajó en un carro alegórico ricamente adornado con flores y escoltada por vehículos y personal del Cuerpo de Bomberos. De allí siguió en caravana hasta la Iglesia de San Roque, donde esperaban cientos de fieles para la procesión.

Este domingo 7 de mayo del 2017 hubo más afluencia de devotos en la Catedral de la Inmaculada Concepción de Cuenca, por la presencia de la Virgen de El Cisne. Foto: Lineida Castillo/ EL COMERCIO


En ese lugar, el arzobispo de Loja, Alfredo Espinoza, entregó la imagen a su similar de Cuenca, Marcos Pérez. Mujeres de la Asociación Nuestra Señora del Carmen de las parroquias rurales de Sinincay y Llacao, vistiendo el atuendo típico, hicieron una especie de calle de honor y le lanzaban pétalos de rosas a lo largo del trayecto.

La procesión que partió al ritmo de la Chola Cuencana y cánticos religiosos entonados por banda de pueblo, siguió por la Avenida Loja, calle La Condamine, Larga, Padre Aguirre y Benigno Malo, hasta la Catedral Patrimonial. No importó la llovizna de la noche, todos querían acercarse para adorarla.

Para Catalina Morales es una alegría tener a ‘La Churonita’ en esta ciudad. “Ella es milagrosa y yo tengo mucho que agradecerle por los favores y milagros concedidos”, dijo. Esta cuencana contó que cada dos años visita a la imagen religiosa en la Basílica de la parroquia lojana de El Cisne.

Cuando finalmente llegó la Virgen a la Catedral, el arzobispo, Marcos Pérez, ofició la eucaristía de bienvenida y agradecimiento a los fieles que se convocaron para recibirla. La Virgen de El Cisne permanecerá en este templo hasta el miércoles 10 de mayo. A las 08:00 de ese día se oficiará la eucaristía de despedida.

Mientras tanto, en estos días la Catedral permanece abierta al público de 07:00 a 22:00 para que los devotos la visiten. Hay eucaristías cada dos horas. Durante todo el día, los católicos hacen fila para acercarse hasta el altar de rosas donde ella descansa y recibir su bendición. El miércoles a las 08:00 se cumplirá la eucaristía de despedida.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (2)