8 de febrero de 2017 13:13

Cuenca está lista para recibir los restos de monseñor Luna Tobar

En la Catedral de la Inmaculada Concepción se colocó un retrato de monseñor Luna Tobar. Foto: Giovanni Astudillo/ EL COMERCIO.

En la Catedral de la Inmaculada Concepción se colocó un retrato de monseñor Luna Tobar. Foto: Giovanni Astudillo/ EL COMERCIO.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 2
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Giovany Astudillo

La Catedral de la Inmaculada Concepción de la capital azuaya está lista para recibir los restos del arzobispo Emérito de Cuenca, Luis Alberto Luna Tobar. Cerca del altar principal se colocó su retrato y las banderas del Vaticano y de la Arquidiócesis, con listones negros.

En las 14 pantallas, que están instaladas en los sitios estratégicos de este templo, se proyecta el cuadro de monseñor Luna Tobar, quien sirvió a Cuenca desde hace 19 años. Él falleció en Quito el martes 7 de febrero de 2017 a la edad de 93 años.

Al mediodía de este miércoles 8 de febrero de 2017 se cumplió una ceremonia religiosa con la asistencia de decenas de fieles. Se tiene previsto que los restos de Luis Alberto Luna Tobar arriben pasadas las 14:00 de este miércoles al aeropuerto Mariscal La Mar de la capital azuaya.

El féretro será trasladado por la Guardia Ciudadana desde el avión hasta una capilla ardiente, que se instaló en esta terminal aérea. Desde allí se realizará una caravana motorizada hacia la Catedral de la Inmaculada, de acuerdo con información de la Curía cuencana.

El recorrido se iniciará en la avenida España y continuará por la avenida Huayna Cápac hasta la calle Bolívar. Desde allí, la caravana se hará caminando.

Una vez que el cadáver pase por la Curia le acompañarán los obispos y religiosos del país. Antes de ingresar a la Catedral se realizará un breve acto litúrgico. Una vez en el interior empezará una misa presidida por el arzobispo de Cuenca, Marco Pérez Caicedo.

Los restos de monseñor Luna Tobar serán velados en ese templo hasta el próximo viernes 10 de febrero. A las 08:00 de ese día se efectuará una celebración eucarística y una hora después empezarán los homenajes de las autoridades azuayas.

A las 12:00 se cumplirá la última ceremonia eucarística, que estará a cargo del nuncio apostólico, Giacomo Ottonello Pastorino. Posteriormente, sus restos serán trasladados a la cripta de la Catedral para el entierro.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)