28 de noviembre de 2015 16:43

Miles de cuencanos soportan calor y hambre por ver a Romeo Santos

Romeo Santos realizó su primera presentación en Quito, dentro de su gira 'Fórmula, Vol. 2 World Tour'. También brindará conciertos en Guayaquil y Cuenca. Foto: Paúl Rivas/ EL COMERCIO

Romeo Santos realizó su primera presentación en Quito, dentro de su gira 'Fórmula, Vol. 2 World Tour'. También brindará conciertos en Guayaquil y Cuenca. Foto: Paúl Rivas/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 7
Triste 0
Indiferente 3
Sorprendido 3
Contento 3
Manuel Quizhpe

Más de 6 000 personas, en su mayoría jóvenes de entre 18 y 25 años, aguardan en los exteriores del estadio Alejandro Serrano Aguilar para que se abran las puestas del escenario. Ellos ingresarán desde las 17:00 de este sábado 28 de noviembre de 2015, según lo programado.

En ese escenario, a partir de las 20:30, el cantante de origen dominicano Romeo Santos ofrece un concierto. El viernes, desde las 19:00, algunos seguidores del bachatero ya ocuparon las aceras del estadio. Pese que llegaron con carpas, durante la noche y madrugada soportaron un intenso frío.

Hoy, en cambio, toleran una temperatura que supera los 28 grados centígrados. Dos carros motobomba del Cuerpo de Bombero llegaron al lugar. Los voluntarios, con mangueras, lanzan agua para refrescar a los presentes, que también se protegen con sombrillas.

Largas filas se distribuyen por las principales calles que están en los alrededores del escenario. Miembros de seguridad contratados por los organizadores, vestidos de negro, e integrantes de Policía Nacional, controlan la seguridad y brindan información.

Juan Diego Morocho y su enamorada Edith Hernández, llegaron al estadio a las 06:30 de este sábado y se ubicaron primeros en la puerta que permitirá el ingreso a la cancha. “"Me gustan todas las canciones de Romeo Santos, pero la mejor se llama Inocente", comenta Hernández.

Ellos, a las 14:00, esperaban que unos amigos les traigan el almuerzo. Otras asistentes optan por las pizzas, jugos, sánduches y gaseosas. "Todo sacrificio vale la pena por ver a mi bachatero favorito, hoy voy a ayunar", comenta entre risas Julio Sangurima, quien tiene entrada a tribuna.

No faltan los empujones y los regaños por el ingreso de personas que irrespetan el orden. También hay quienes reclaman baños movibles. Los restaurantes, pizzerías, heladerías, tiendas y negocios aledaños al escenario facilitan este servicio.

Se prevé la presencia de más de 20 000 espectadores en el escenario, puesto que solamente queda entradas en manos de la reventa, según se pudo conocer.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (1)