3 de septiembre de 2015 17:26

Los colegios solicitan a los estudiantes kits con mascarillas, gafas y agua por el Cotopaxi

La mañana de este 3 de septiembre se realizó un simulacro en la Unidad Educativa Émile Jaques-Dalcroze. Foto: Cortesía Jaques-Dalcroze

La mañana de este 3 de septiembre se realizó un simulacro en la Unidad Educativa Émile Jaques-Dalcroze. Foto: Cortesía Jaques-Dalcroze

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 2
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 4
Andrea Gordón
Redactora (I)

El incremento de la actividad del volcán Cotopaxi forma parte del mensaje de bienvenida del nuevo año lectivo 2015-2016 en escuelas y colegios de Quito y del valle de Los Chillos. Después de dar indicaciones generales sobre las actividades escolares, transporte y uniformes, los docentes informan a los estudiantes y padres de familia sobre las acciones que se llevarán a acabo si se presenta una erupción del coloso.

Una recomendación general es que los estudiantes lleven en sus mochilas un kit de emergencia con mascarilla, gorra, gafas protectoras y agua. Además, que las familias se rijan a la información oficial emitida por las autoridades del Ministerio Coordinador de Seguridad, autoridad encargada de informar sobre el cambio en la actividad del Cotopaxi.

En la Unidad Educativa San Luis Gonzaga, en el sector La Armenia, en Los Chillos, se pidió a los estudiantes de Educación General Básica Media que iniciaron clases la mañana de este jueves 3 de septiembre de 2015 que mantuvieran la calma, porque el establecimiento educativo se encuentra en una zona segura. Por lo tanto, no requiere de evacuación emergente, incluso en un evento eruptivo.

La mañana de este 3 de septiembre se realizó un simulacro en la Unidad Educativa Émile Jaques-Dalcroze. Foto: Cortesía Jaques-Dalcroze

La mañana de este 3 de septiembre se realizó un simulacro en la Unidad Educativa Émile Jaques-Dalcroze. Foto: Cortesía Jaques-Dalcroze

Las autoridades del plantel han realizado un plan de contingencia. Por ejemplo, si cae ceniza durante las horas del recreo, los estudiantes deberán dirigirse a sus aulas inmediatamente. Además los chicos que viven en la Quito podrán hacer uso de las unidades de transporte escolar hasta sus domicilios, en el momento de la emergencia, previo a la disposición oficial del rectorado. Pero los estudiantes que viven en Los Chillos deberán permanecer en el plantel junto a los profesores hasta que los representantes puedan ir a retirarlos.

Estas indicaciones están publicadas en la página web de la Unidad Educativa y explican que el Ministerio Coordinador de Seguridad ha informado que en caso de cambio de alerta, de amarilla a naranja, el Ministerio de Educación suspenderá las clases de forma inmediata, lo que permitirá que los estudiantes se dirijan a sus hogares, según sea el caso.

La Unidad Educativa Émile Jaques-Dalcroze, en el valle de Los Chillos, realizó la mañana de este jueves 3 de septiembre de 2015 un simulacro con los alumnos más pequeños en clases. En esta actividad participaron docentes y estudiantes de cursos superiores que fueron capacitados.

La mañana de este 3 de septiembre se realizó un simulacro en la Unidad Educativa Émile Jaques-Dalcroze. Foto: Cortesía Jaques-Dalcroze

La mañana de este 3 de septiembre se realizó un simulacro en la Unidad Educativa Émile Jaques-Dalcroze. Foto: Cortesía Jaques-Dalcroze

Arturo González, inspector general y responsable de gestión y prevención de riesgos, explicó que desde hace 12 años aproximadamente ya elaboraron un plan de contingencia sobre desastres naturales. Además, hace dos de años presentaron un proyecto en el Distrito 8 del Valle de Los Chillos, en el cual se dispuso que los estudiantes de primero y segundo de Bachillerato realicen 200 horas de participación estudiantil en el proyecto de prevención de riesgos en caso de la erupción del volcán Cotopaxi.

“Esto ayudó a fortalecer el equipo de prevención de la institución educativa. Han realizado talleres para los niños de grados inferiores sobre los simulacros y tiempos de evacuación”, dijo González.

Este sábado 5 de septiembre de 2015 se llevará a cabo una reunión con los padres de familia, en la que se presentará el plan de contingencia y las acciones que se realizarán en el sector. El colegio solicitará que cada niño tenga en su cancel, en caso de emergencia, una mochila con gafas, mascarillas, una mudada de ropa, agua, alimentación no perecible (galletas, barras de chocolate, etc.) y artículos de aseo personal.

González dijo que esto no es suficiente si se da una erupción de gran magnitud. Por ello, van a habilitar una bodega en el parque El Mamut, sector El Tingo, con suministros como medicamentos y frazadas.

La Unidad Educativa Giovanni Antonio Farina, ubicada en la avenida General Rumiñahui, también cuenta con un plan de prevención. En su portal web están colgados documentos que explican las acciones que el plantel tomará en caso de una erupción volcánica. Se especifica que los padres de familia deben enviar una mochila de emergencia con una mascarilla N95 para mayores de 6 años y para menores se recomienda el uso de pañuelos triangulares; además, monogafas deportivas para mayores de 7 años y para menores se recomiendan gafas de agua; asimismo, suero fisiológico, botella de agua, entre otros.

Este viernes 4 de septiembre de 2015, el Ministerio de Educación realizará un simulacro en la Unidad Educativa Juan de Salinas, en el sector de Sangolquí.

El Ministerio de Educación indica que hay 88 establecimientos educativos con 47 448 alumnos y 2 351 docentes de Cotopaxi y Pichincha, que estarían afectados si el volcán Cotopaxi erupciona.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (1)