21 de agosto de 2017 00:00

Cotacachi rescata una ruta musical para los turistas

gabriela castellanos / el comercio Durante el recorrido se interpretan algunas piezas musicales de los compositores.

Durante el recorrido se interpretan algunas piezas musicales de los compositores. Foto: Gabriela Castellanos / EL COMERCIO 

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 13
Gabriela Castellanos. Reportera
(F - Contenido Intercultural) 

Un recorrido por las calles de Cotacachi recuerda a los músicos de ese cantón. La Ruta de la Música busca posicionar al cantón imbabureño como la cuna de grandes artistas y compositores ecuatorianos.

El recorrido está encabezado por Lenin Alvear, director del Museo de las Culturas. A lo largo de las calles de la ciudad se colocaron retratos de cerámica en los muros de las casas donde vivían los 26 músicos que son parte del trayecto musical.

Se rinde homenaje a Gilberto Román Proaño, un compositor cotacacheño que nació en 1932. También, fue parte de la orquesta Rumba Habana.

Los hermanos Alberto y Segundo Luis Moreno Andrade son recordados. El primero fue un músico, compositor, político, periodista y director de bandas militares. Él escribió una opereta denominada ‘La flor del Pichabí’. “Se presentó en el Teatro Sucre una sola vez”, recuerda Alvear, estudioso de la historia musical de Cotacachi.

Cuando terminó de estrenarla quedó en bancarrota, cuenta la historia. Sin embargo, Alberto Moreno Andrade había cumplido con su sueño de poner los matices de los sonidos indígenas en la música sinfónica del Ecuador.

Su hermano, Segundo Luis, fue el primer etnomusicólogo del Ecuador. Compuso tres sinfonías y dirigió bandas militares en el país.

La Ruta de la Música es un recorrido gratuito que se realiza cada feriado en Cotacachi. Para asistir, se puede coordinar con la Dirección de Turismo del Municipio.

En el trayecto acompañan personajes míticos como los abagos. Estos seres son parte de la historia y la tradición de los pueblos y las culturas ancestrales que se asentaron en este lugar.

El recorrido continúa hasta el Museo de las Culturas, donde se presta especial atención a los instrumentos ancestrales como las caracolas y las flautas. Se habla de su uso, su origen y se hacen demostraciones. “Todos los rituales tienen que ver con el temperamento de los espíritus”, señala Alvear. Por esta razón, el baile es importante para las culturas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (0)