14 de abril de 2016 00:00

Las costumbres y tradiciones del pueblo Natabuela se recuperan

El sábado último, los líderes de este pueblo kichwa conocieron detalles de la última investigación sobre este grupo. Foto: Francisco Espinoza/ EL COMERCIO

El sábado último, los líderes de este pueblo kichwa conocieron detalles de la última investigación sobre este grupo. Foto: Francisco Espinoza/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 7
Triste 2
Indiferente 2
Sorprendido 0
Contento 19
José Luis Rosales. 
Redactor
(F-Contenido Intercultural)

El Pueblo Natabuela está empeñado en recuperar sus costumbres y tradiciones. Lo único que los identifica es su autorreconocimiento como indígenas, pues han perdido su lenguaje y el uso cotidiano de la vestimenta tradicional.

También conocidos como kichwa natabuelas son una comunidad étnica que está asentada en las parroquias Andrade Marín, San Francisco de Natabuela, San José de Chaltura, en la ciudad de Atuntaqui, cantón Antonio Ante; y en la parroquia San Antonio, en Ibarra.

Los herederos de este pueblo milenario habitan en 17 comunidades rurales. Hay 1 862 indígenas que se autorreconocen como natabuelas. Ellos representan el 1,81% de la población nativa de Imbabura, que es de 102 640 personas.

En la provincia también habitan otros pueblos indígenas, como los karankis, otavalos, kayambis y awás. A diferencia de los tres primeros, los últimos hablan en idioma awapi’t y no en kichwa.

Las tradiciones del pueblo Natabuela no han desaparecido del todo, gracias a la tarea de los adultos mayores, considera Jorge Sisa, líder de la junta parroquial de Natabuela. Comenta que los abuelos, por ejemplo, aún practican rituales en las cuatro principales fiestas indígenas.

Mesías Flores, presidente del Comité de Fiestas de Natabuela, explica que en esta parcialidad aún celebran el Inti Raymi (Fiesta de Sol, en español).También, las festividades religiosas como Semana Santa, Corpus Christi y de la Virgen del Carmen, con sus propias manifestaciones culturales.

Curiosamente, pese a la fuerte tradición oral, apenas se han plasmado tres estudios sobre esta cultura, asegura Angélica Tugumbango, docente de la Universidad Católica, Sede Ibarra. Uno de ellos es el ‘Plan de Desarrollo del Pueblo Natabuela’, que se levantó en el 2000. El documento, elaborado por un grupo de profesionales de esta etnia, abordó temas como la población, aspectos culturales, actividades económicas y consejo de Gobierno. Este último está conformado por 11 alcaldes y un gobernador, nombrados de forma vitalicia.

Las autoridades son también custodios del fortalecimiento de este pueblo, explica Raymundo Gómez, alcalde mayor.

El otro estudio es denominado ‘Tradiciones de Imbabura’, de Segundo Obando.

La investigación más reciente es ‘La Educomunicación como Estrategia Pedagógica para Fortalecer los Valores Culturales del Pueblo Natabuela’. Este documento, de 300 páginas, gira en torno a la vigencia de las prácticas culturales.
Durante un año y tres meses, Tugumbango estudió sobre la indumentaria tradicional, fiestas, trabajo comunitario (mingas), forma de gobierno, gastronomía, mitos y música.

Estos conocimientos han ayudado a teorizar la cultura Natabuela, pues muchos de sus rasgos estaban en riesgo de desaparecer entre los jóvenes.

Para Tugumbango, los padres no transmiten a los hijos el amor por su cultura, como sucede en pueblos vecinos como el Otavalo. Eso se refleja en que las nuevas generaciones ahora solo hablan español, pues desconocen completamente el kichwa. Tampoco usan la indumentaria tradicional.

En cuanto a la vestimenta, que se resalta en las blusas y camisas bordadas con vivos colores, las mujeres la mantienen en un mayor porcentaje. En los hombres, entre tanto, se resalta el sombrero de lana prensada y de ala ancha, con dimensiones similares a las del charro mexicano.

Esta prenda complementa al pantalón y la camisa blanca, que se usa acompañado de un poncho de colores rosado y celeste, con líneas de tonos amarillos, verdes y negros.

Los estudios servirán de brújula para que el Consejo de Alcaldes y Gobernador impulsen un programa de rescate cultural. Por lo pronto, se busca aplicar en los niños, mediante planes curriculares.
Tugumbango explica que están listas siete guías de estudio, material audiovisual, portal Web aula virtual, para facilitar la labor de los docentes en el fortalecimiento de estos rasgos identitarios.

Uno de los retos más cercanos es organizar la celebración del Corpus Christi, prevista para mayo. Ahí, los indígenas dirigen la procesión vestidos con su ropa colorida.

Intercultural

Esta etnia, asentada en Antonio Ante e Ibarra, se esfuerza por recuperar su identidad.

Documento
La última investigación se realizó en estudiantes de escuelas de la zona y población indígena.

Actividad
Hay procesos educativos hechos por los docentes, aunque el estudio de esta etnia es breve.

Proyecto
La aplicación de un plan de educomunicación en planteles educativos sería viable y necesario.

Estudio
Se sugiere realizar otras investigaciones desde las áreas de sociología y antropología.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (7)
No (5)