14 de febrero de 2018 00:00

La Coordinadora Nacional de Mujeres Negras lanzó su agenda

María E. Quiñónez (izq.) e Irma Nazareno, en el evento. Foto: Patricio Terán / EL COMERCIO

María E. Quiñónez (izq.) e Irma Nazareno, en el evento. Foto: Patricio Terán / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 12
Sorprendido 0
Contento 1
Ana Cristina Alvarado
Redactora 
(F-Contenido Intercultural)
aalvarado@elcomercio.com

Siete ejes conforman la Agenda Política de las Mujeres Afrodescendientes, que fue presentada el jueves 8 de febrero del 2018, en la Casa de la Cultura Ecuatoriana. El documento fue exhibido frente a representantes de grupos sociales y a funcionarios de organizaciones gubernamentales, como el Consejo Nacional para la Igualdad de Género, y de organizaciones no gubernamentales, como ONU Mujeres.

La presentación se inició con arrullos y otros géneros de la cultura afrodescendiente. También se agradeció a las deidades africanas, como una forma de crear una conexión espiritual y rendir homenaje a los ancestros. A través de la quema de palosanto se creó un ambiente para pedir a los Ori­shá la energía y sabiduría para que se alcancen los siete ejes propuestos.

La Agenda es el resultado del V Congreso Nacional de Mujeres Afroecuatorianas, que congregó a 130 mujeres afro de diferentes provincias del Ecuador. Desde 1999, las afroecuatorianas están integradas en la Coordinadora Nacional de Mujeres Negras, con el objetivo de combatir la de­sigualdad que enfrentan como mujeres y como afros.

Este documento es un “instrumento político, para el posicionamiento de las demandas de las mujeres afroecuatorianas”, se lee en las primeras páginas. Las voces de las activistas y ciudadanas que se reunieron en el congreso fueron organizadas en la agenda en dos partes. La primera es un estado de situación que visibiliza la desigualdad de forma cualitativa y cuantitativa, con base en datos del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC), y con relatos de los principales problemas que afectan a las afroecuatorianas.

Un dato citado en la agenda, por ejemplo, muestra la baja asistencia de los afros al bachillerato. La asistencia escolar, según el censo del 2010, fue del 91,6%, mientras que al bachillerato fue del 66,3%.

La segunda parte es la definición de los siete ejes estratégicos de trabajo. El primer punto es la participación e incidencia política. El objetivo es fortalecer y garantizar la participación política de las afrodescendientes mediante la creación de escuelas de participación política y liderazgo.

El segundo eje quiere abordar los problemas que perpetúan la desigualdad, debido a la migración de zonas rurales a zonas urbanas de la población afroecuatoriana.

El tercer eje abarca la salud, derechos sexuales y reproductivos, violencia de género y medicina ancestral. El cuarto punto busca fortalecer la cultura, identidad y cosmovisión.

El quinto eje propone crear medidas para defender y asegurar el territorio, la vivienda y la soberanía alimentaria. Procurar el acceso a la educación de todos los niveles para los afroecuatorianos es el sexto tema de la agenda.

El último objetivo busca crear estrategias y actividades con el fin de empoderar a las niñas y jóvenes afroecuatorianas para que sean las gestoras del fin del ciclo de la de­sigualdad y la violencia.

Cada uno de estos ejes fue presentado por activistas de todo el país, que se reunieron en Quito para comprometerse a trabajar en la agenda.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (8)
No (1)