10 de agosto de 2016 11:22

Centro de carga ayudará a combatir introducción de especies en Galápagos

Vista general del nuevo centro de carga ubicado en el puerto de Guayaquil (Ecuador) que ayudará a combatir la introducción de especies en el archipiélago ecuatoriano de Galápagos. Foto: EFE.

Vista general del nuevo centro de carga ubicado en el puerto de Guayaquil (Ecuador) que ayudará a combatir la introducción de especies en el archipiélago ecuatoriano de Galápagos. Foto: EFE.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia EFE

Un nuevo centro de carga ubicado en el puerto de Guayaquil ayudará a combatir la introducción de especies en el archipiélago ecuatoriano de Galápagos, cuna de biodiversidad única y hogar de paradisíacos paisajes, catalogado como Patrimonio Natural de la Humanidad por la Unesco.

El presidente del Consejo de Gobierno de Galápagos, Eliécer Cruz, comentó que el centro se levantará en tres hectáreas en el puerto de Guayaquil, transferidas "a perpetuidad" al Consejo por el Servicio de Gestión Inmobiliaria del Sector Público.

El Centro es "una respuesta a la gran necesidad de llevar carga, alimentos y productos" del Ecuador continental al archipiélago, dijo Cruz al subrayar que el principal riesgo para las conocidas como Islas Encantadas es la introducción de especies.

"La forma más barata de controlar especies introducidas en islas es evitar el ingreso y, una de las opciones, es tener todos los controles fitosanitarios desde la salida de Guayaquil a Galápagos y, obviamente, también se hacen chequeos" en las islas, dijo.

En la actualidad, tres barcos, uno de ellos estatal, llevan la carga desde diferentes muelles del puerto de Guayaquil hasta el archipiélago, situado a unos mil kilómetros de las costas continentales ecuatorianas.

Ello, comentó Cruz, dificulta y encarece los controles, pues no hay suficiente personal de la agencia de bioseguridad para Galápagos para que estén en muchos de los muelles.

Con el centro se busca consolidar la carga para que de allí salgan "obligatoriamente" todos los productos bajo estrictos controles fitosanitarios y de calidad, subrayó.

Según Cruz, ahora "hay un poco de desorden" pues los barcos se retrasan y los espacios adonde llega la carga no son los más adecuados, lo que dificulta el control.

"La inversión que se plantea para este sitio de consolidación de carga es de USD diez millones y medio, ya tenemos todos los estudios hechos", dijo al apuntar que en los 30 000 metros cuadrados habrá un nuevo muelle, bodegas, hangares, rayos X, balanzas y oficinas, entre otros.

Según Cruz, el dinero provendrá de una alianza público-privada y, aunque no detalló nombres, indicó que hay "tres o cuatro" inversionistas ecuatorianos interesados en participar.

Para el presidente del Consejo de Gobierno, el centro en Guayaquil será "una extensión del territorio de Galápagos en el continente, de tal manera que todo el régimen especial que rige a las islas se implementará con medidas estrictas de ingreso de personas, de la carga, de fumigación, de control, de normas".

Cruz aspira tener lista al menos la primera fase del proyecto a fin de año: habilitados el patio de consolidación de la carga, una de las cuatro bodegas previstas y oficinas.

Eliécer Cruz, que es también gobernador (representante del Ejecutivo) en Galápagos, y tiene rango de ministro, recalcó que la principal ventaja del centro es que se podrá hacer un "excelente" control de especies introducidas a las islas, lo que, dijo, es "la mayor garantía a largo plazo que puede tener el archipiélago".
Ello porque las especies introducidas son la "principal amenaza" de los ecosistemas de Galápagos, aseveró.

Recordó que hace unos 15 años llegó, en madera para la construcción, una especie de rana a la Isla Isabela y continúa allí. También a través de carga, llegó a San Cristóbal un mosquito que chupa la sangre de las personas sin que lo sientan. Su presencia en las partes húmedas de la isla ha provocado dificultades para el sector agropecuario, relató.

Y, en algunos casos -agregó- también ha provocado el abandono del campo. "Al haber campos abandonados en (la isla San) Cristóbal, proliferan también todas las plantas introducidas y se vuelven bosques de plantas introducidas", dijo.

La carga también ha transportado iguanas verdes del Ecuador continental y culebras de la costa, enumeró al insistir en el peligro de especies introducidas para los ecosistemas y ejemplificar el asunto con el dato de que "más del 40 % de la biodiversidad endémica de Hawai (EE.UU.) se ha perdido por especies introducidas".

A Galápagos, donde viven unas 30 000 personas de forma permanente, llegan unos 220 000 turistas al año y recibe cada mes entre 5 000 y 5 500 toneladas de carga con, entre otros, productos de aseo de baño, alimentos y materiales de construcción

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)