6 de agosto de 2014 16:18

Qué contar y qué no acerca de su vida sexual

No es recomendable mantener en secreto las necesidades no complacidas. Lo idóneo es contarle a la pareja lo que lo motiva y lo que no en un encuentro sexual. Foto: Pixaby

No es recomendable mantener en secreto las necesidades no complacidas. Lo idóneo es contarle a la pareja lo que lo motiva y lo que no en un encuentro sexual. Foto: Pixaby

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 14
Triste 6
Indiferente 7
Sorprendido 19
Contento 1
Laura de Jarrín. Editora revista FAMILIA

Hombres y mujeres se han abierto cada vez más para contar sus vidas sexuales pero, según los expertos, hay cosas que no deben salir del dormitorio.

En una época como la actual en donde los medios sociales manejan al planeta, puede ser tentador compartir con los amigos más cercanos y en exceso los detalles de todo lo fabuloso que te sucede.

Pero cuando de la vida sexual se trata, hay cierta información que se debe mantener como un secreto compartido solo con la pareja, según los expertos. ¿Qué y que no contar sobre la vida sexual?

Qué no contar

1. No colocar información en las redes sociales es una regla de oro sobre el sexo, según establece la doctora y psicóloga Dana Fillmore. “Cuando se comparten detalles íntimos en las redes, hay riesgo de perder la confianza de la pareja y la cercanía que se tiene.

Sin embargo, una investigación reciente reveló que el 10% de los participantes discuten el tema sexual en Facebook o Twitter”.

Asismismo, según la doctora Judy Kurianksy, psicóloga clínica, terapeuta sexual y autora del libro ‘The Complete Idiot’s Guide to a Healthy Relationship’, twittear acerca de los encuentros sexuales lleva a todo tipo de problemas potenciales. No solo que todo el mundo puede ver esa información sino que los detalles absurdos que se publican quedarán en el ciberespacio por muchísimo tiempo (incluso luego de una ruptura total).

2. No llevar la conversación sexual al trabajo. Se cree que está bien hacer un comentario inocente frente a los colegas, pero el lugar de trabajo no es adecuado para este tipo de charlas.

¿Por qué? Las cosas pueden fácilmente ser malentendidas y nos podemos meter en problemas con los jefes, los compañeros o con las políticas de la empresa.

3. No contar lo que sucede en la cama a todo el mundo. Es perfectamente admitido contarle a un amigo, pero hay que asegurarse de que esto no se convertirá en un chisme que llegue hasta la Luna.

Qué está bien contar

1. Confíe en una amiga de su total confianza todo lo bueno y lo malo, es la persona adecuada para hacerlo. Pida a tu amiga que no cuente a nadie más estos detalles y dígale que le está contando porque confía en ella y si tiene alguna duda, no diga nada.

2. Cuéntele a su pareja lo que le motiva y lo que te desmotiva del encuentro sexual, es la única persona a la que necesita decirle.

“A menudo las parejas encierran en su mente todo lo que les está pasando en la cama y esperan que su pareja adivine lo que piensan, lo que les gusta y lo que no les gusta. Si se mantiene en secreto las necesidades no complacidas, el resentimiento crece cada vez más”, dice Kuriansky.

3. Ensayar antes de enfrentar temas difíciles. ¿Algo que quiera compartir con su pareja como una nueva posición que desearía intentar? Recuerde que la práctica consigue la perfección. Piense en cómo va su pareja a interpretar lo que está diciendo y entonces intente encontrar las palabras para que su punto de vista le llegue de manera clara y precisa.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)